Spanish English French German Italian Portuguese

La L-Glutamina, ¿esencial o no esencial?

Curiosamente la L-Glutamina es el aminoácido más importante a nivel muscular y sin embargo no es un aminoácido esencial. Sí, parece paradójico, pero es así, y es que la madre naturaleza es tan sabía que si hubiera hecho que la L-Glutamina fuera un aminoácido esencial estaríamos en serios problemas para nuestro desarrollo corporal.

Pero, antes de nada, recordemos que es un aminoácido esencial, se define como aquel que nuestro cuerpo no puede fabricar a partir de otros y debemos ingerirle con los alimentos. Por eso la L-Glutamina, según esta definición, no lo es ya que se forma a partir del Ácido L-Glutámico y de la Asparragina. Pero para llegar a darnos cuenta de la importancia de este aminoácido debemos conocer que es el más abundante en forma libre y que especialmente en la masa muscular puede llegar a superar el 60% del total, de ahí que a partir de ahora le demos la importancia que se merece.

La glutamina es un AA (AA = aminoácido) derivado de otro que es el ácido glutámico. Es el AA más abundante en el plasma y el músculo. La síntesis de la glutamina en el músculo es mayor que la de cualquier otro AA, la razón de esta alta tasa de producción se basa en el papel de la glutamina como combustible para las células del sistema inmune y de la mucosa intestinal, participando además en la síntesis de las purinas.

Por tanto, se trata de un AA utilizado como suplemento adicional por los deportistas para mantener o mejorar la función inmune. En este sentido hay estudios que indican cómo en medios de cultivo adecuados junto con glutamina se produce un aumento de las Lymphokine Activated Killer e incluso se han realizado trabajos donde tras la administración de 10 g de glutamina por vía oral se encuentran disminuciones hasta del 40% de posibilidades de desarrollar una infección de vías respiratorias altas1.

En los años 90 se identificaron niveles bajos de glutamina en plasma como indicador de sobre-entrenamiento y fatiga. Siguiendo esta idea hay trabajos que demuestran que el entrenamiento de resistencia puede aumentar los niveles plasmáticos de glutamina lo cual mejoraría la capacidad de adaptación al sistema inmune2.

Otro objetivo que se busca con la administración de glutamina es mantener los niveles de proteína muscular durante los periodos de entrenamiento intensivo.

La glutamina tiene un papel importante en el metabolismo de las proteínas de ahí que pueda tener un efecto antiproteolítico (evita pérdidas proteicas) en los deportistas sometidos a entrenamientos con gran destrucción muscular.

Se propone la administración de glutamina para evitar la aparición de fatiga, favorecer la recuperación de las fibras musculares, evitar procesos catabólicos en situaciones de estrés metabólico y, con ello, disminuir la incidencia de infecciones3, 4.

La glutamina se comercializa en forma de polvo o cápsulas para ingesta oral. Algunos protocolos indican que la ingesta se debería realizar más de 1 hora antes del entrenamiento y/o durante y después del mismo para frenar el catabolismo proteico y contribuir al anabolismo muscular.

Por tanto se debería utilizar al inicio de la temporada deportiva, en entrenamientos de altas exigencias catabólicas y en temporada intercompetitiva.

Por otro es interesante añadir algunos datos más sobre cómo actúa este AA en la mucosa intestinal, o dicho de otra forma, cuál es su utilización clínica, y es que está indicado en situaciones catabólicas graves para frenar la salida de este AA desde los músculos, lo que evita la atrofia de las vellosidades intestinales y la necrosis intestinal. En el intestino, la Glutamina es el principal sustrato energético y la precursora de Ornitina, Citrulina, Prolina, Arginina, nucleótidos púricos y pirimidínicos y de otras moléculas implicadas en la glucosilación de proteínas (N-acetil-glucosamina, etc.), lo que puede hacer que desempeñe un papel fundamental en el mantenimiento de la barrera pasiva de la mucosa frente a la entrada de microorganismos.

CONCLUSIÓN: se trata de uno de los aminoácidos más importantes, sino el que más, para la salud en general y para los deportistas en particular. Y es que, como le digo a mis alumnos, de aquí a nada empezaremos a ver alimentos funcionales con Glutamina, o lo que es lo mismo, alimentos de uso común enriquecidos con Glutamina (yogures, galletas, etc.), para que os deis cuenta de la importancia que tiene este aminoácido.

Etiquetas: Gym Factory, Revista, Entrenadores, Nutrición, Pablo F. Martín, Fitness

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información