Spanish English French German Italian Portuguese

Concepto en expansión

Es un hecho constatado que el fitness se expande con diversidad de ofertas, nuevas propuestas aparecen al ritmo acelerado de nuestro tiempo, demostrando que nuestro sector es profuso en recursos de adaptación a toda circunstancia. Sin duda los ocho últimos años han supuesto una prueba de afianzamiento y superación que nos acredita como actividad empresarial sólida y fiable. Esto nos otorga  una perspectiva optimista y vaticinadora de crecimiento sostenido que, sustentado en la pluralidad de propuestas, seguirá avanzando, así al menos apuntan todos los indicadores. Nos espera, por tanto, un futuro ilusionante  que incitará a poner en marcha nuevas ideas y proyectos imaginativos que seguramente dejarán cortas las más aventuradas previsiones.

La mejoría que el fitness ha experimentado en profesionalización está siendo determinante en la prestación de servicios de calidad, factor clave de su expansión presente y futura. Cada vez más los centros especializados en ejercicio físico dan muestras de saber manejar con pericia todas las áreas de su negocio. Es precisamente esta circunstancia la que ha favorecido el desarrollo de un concepto más orientado a la calidad, actuando con  mayor sensibilidad para penetrar en las demandas reales de sus clientes, lo que exigirá a los profesionales del fitness la capacidad de empatizar como cualidad añadida, aspecto cada vez más valorado en todos los ámbitos de relación profesional y personal. Esta situación va a requerir profesionales con formación multidisciplinar, preparados técnicamente y capacitados  en relaciones humanas, factores inseparables ante las crecientes exigencias que se irán imponiendo.

Los nuevos centros de fitness diseñados bajo el criterio de calidad están dando un  nuevo impulso de crecimiento al sector. Su enfoque se aleja del gimnasio tradicional próximo a desaparecer, o tal vez a mantenerse dentro de un entorno marginal. Este nuevo concepto se presenta con propuestas sugerentes y atractivas proporcionando a sus clientes experiencias positivas, además de individualizar la atención que les dedican. Esto lo logran merced a una gran capacidad de adaptación y versatilidad en la aplicación y funcionamiento de sus servicios. En mi opinión, se esta logrando la implantación de auténticos centros especializados en ejercicio físico que, al fin y al cabo, es lo que debe ser un centro de fitness.

Otra de las características que observo en estos centros, es la eficiente utilización del espacio. Por lo general son locales reducidos donde no queda un rincón desaprovechado, y la ubicación de todos sus elementos muestra un perfecto orden lógico. También es destacable el esmero con que son diseñados y decorados algunos de estos centros, en los que es apreciable la estudiada elección de colores, luces y todos los componentes necesarios para crear un tipo de ambiente determinado. En fin, el fitness está cambiando, busca su sitio y al parecer elige bien su dirección.

Una de las aportaciones que considero más interesante de este nuevo concepto, es la oportunidad que va a suponer a muchos profesionales de emprender en el sector, pues si lo analizamos detenidamente comprenderemos que la instalación de un centro moderno, gimnasio boutique o como queramos llamarlo, facilita al profesional autónomo o pequeño emprendedor la creación de su empresa, toda vez que la inversión requerida para su puesta en funcionamiento es relativamente asequible para economías limitadas. De igual modo puede habilitarse para ser competitivo si aporta las cualidades y características arriba citadas, algo claramente al alcance de cualquier profesional riguroso y organizado. Teniendo en cuenta la perentoriedad que para muchos supone el empleo, no será una mala opción autoemplearse cuando las circunstancias exhiben una buena oportunidad.

Algo que también me sugiere un comentario, aun cuando suponga discurrir apartándome del argumento esencial de este artículo, es el impacto que en el mundo del fitness está teniendo y tendrá en el futuro inmediato la realidad virtual aplicada a las clases colectivas y quien sabe a que más, pues resulta difícil predecir el alcance de esta modalidad tan cambiante e innovadora. Lo que es seguro es que afectará al fitness, no sé en que medida, pero presumo que de forma importante. La razón inmediata que me lleva a inferir este hecho es sencilla. Las generaciones más jóvenes de la actualidad, así como las venideras, son y serán  generaciones muy vinculadas a la moderna tecnología, desarrolladas con ella, asimilando naturalmente esta nueva cultura. Por tal razón es coherente pensar que la adopción de las nuevas tecnologías en el mundo del fitness tenga una jubilosa acogida como ya se aprecia en algunos centros que la están implantando.

Puede afirmarse que al fitness le queda mucho recorrido, y acertando o no en las previsiones, vamos a asistir a propuestas sorprendentes. He tenido la suerte de conocer este sector desde la fase embrionaria del gimnasio moderno, y he contemplado atentamente su evolución, tan acelerada en los últimos veinte años, que casi se me escapan los detalles. Me satisface el importante rango social que ha llegado a alcanzar y me mantengo vigilante a su continuo desarrollo en el convencimiento de que  el fitness es un ilimitado concepto en expansión.

Etiquetas: Antonio Manzano, Desde el Gimnasio

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información