Spanish English French German Italian Portuguese

Versatilidad y amplitud de opciones

El recorrido histórico del fitness, aun cuando sea relativamente corto, señala diferencias tan apreciables entre sus inicios y el momento actual, que para algunos de los que hemos vivido todo su desarrollo, ha sido algo parecido a volver la esquina y encontrarse con un mundo nuevo, casi impactante por la profusión de nuevos elementos, de renovadas posibilidades de proyección y del exigente requerimiento de contar con la sagaz habilidad de adaptarse a una dinámica de reto continuo.

En el terreno que ahora nos movemos hay poco espacio para la acomodación, la rápida sucesión de acontecimientos nos insta a tomar decisiones que no admiten demora: consecuencia inevitable de la constante actualización a la que nos vemos sometidos. No debemos ignorar que la tecnología aumenta su aceleración a medida que va creciendo, hecho que nos obliga a mantenernos expectantes a sus innovaciones y adquirir habilidad para su manejo.

            El mundo digital avanza en su expansión a grandes pasos, la incorporación de este medio a los centros de fitness es ya una imposición dictada por las circunstancias que no debemos obviar. La presencia en redes sociales, así como la creación de espacios propios diseñados ad hoc para establecer un  puente inmediato de relaciones entre el centro y sus clientes, es un recurso que, inteligentemente utilizado, puede tener gran efectividad en los planes de captación y fidelización de clientes.

            Uno de los aspectos que más atrae mi atención en los últimos años, es la evolución de los usuarios o clientes de los centros de fitness. A mi modo de ver, adquirir conocimiento acerca del comportamiento de estos, discernir la diversidad de sus demandas y expectativas, tomando el pulso a la realidad objetivamente, nos proporciona elementos básicos de prospección de futuro con escaso margen de error.

            Tanto en los gimnasios de hace algunos años como en los modernos centros de fitness, encontramos esencialmente tres tipos de clientes: fijos o de larga duración, intermitentes, aquellos que van y vienen reiteradamente, y efímeros, que desaparecen tras una corta permanencia. Actualmente parece estar incorporándose un cuarto modelo: el cliente itinerante, es decir, el que asiste a diferentes centros mediante el sistema de pago por sesión o el más innovador pago por uso, llegado de la mano del importado gimnasio boutique que, en esencia, viene a ser lo mismo. El aspecto más diferenciador del gimnasio boutique estriba, como su propio nombre indica, en ofrecer un producto, o si se prefiere, un servicio selecto, aportando valor mediante un alto grado de implicación por parte del centro en la consecución de los objetivos del cliente. En realidad su propuesta consiste en vender (asegurar) resultados, lo que en alguna forma supone vender futuro. El inconveniente que puede presentar es que si el cliente considerase no haber obtenido los comprometidos resultados, podría tener derecho a reclamar al menos parte de la inversión económica a tal fin destinada.

            Probablemente el reto inmediato que habrán de afrontar los centros de fitness va a ser el de gestionar la diversificación de sus clientes, ampliando las formas de pago en función de sus preferencias. Hasta ahora había prevalecido el sistema de cuotas de diverso alcance temporal, proporcionando atractivos descuentos en la contratación de largos periodos. Si bien este sistema no parece que vaya a desaparecer,  es más que probable que tenga que convivir con nuevas fórmulas más flexibles que, aunque supongan en principio una ruptura con la costumbre de aplicar normas “rígidas” , serán progresivamente asumidas y normalizadas. La implantación de estas nuevas formas de contratar con los clientes, avanzará si, como es previsible, acaba siendo implementada por un alto  número de centros que comporten clara competencia para quienes alberguen reticencias a aceptar la evidencia de que la demanda marca el rumbo de la oferta del mercado.

            Soy sensible al hecho de que en los centros deportivos se da mucha importancia a la fidelización de sus clientes, que se esmeran en aplicar planes de actuación productivos destinados a este fin, criterio que comparto plenamente, acerca del cual me he pronunciado con prolijidad en algunos artículos publicados por gentileza de Gym Factory. No creo que este concepto deba cambiarse, bien al contrario, estimo que debe mantenerse y mejorarse, pero a la vez hemos de aceptar la conveniencia de ajustarse a circunstancias que podrían  no haber sido previstas y que, bien exploradas, más que suponer una amenaza pueden ser proveedoras de nuevas oportunidades.

            Tengamos en cuenta que la propia evolución del fitness, especialmente en su relación con la tecnología digital, ha dado lugar, junto a la iniciativa de algunos centros, a la emergencia del cliente itinerante, más abundante entre los más jóvenes que, además de ser naturalmente curiosos e inquietos, también son proclives al cambio frecuente. Por tanto, estar abiertos a esta petición proveniente de un sector importante de clientes potenciales, es una nueva oportunidad, aunque conlleve cierto desvío en los  hábitos adquiridos, que por otra parte no son incompatibles con nuevas opciones como la anteriormente expuesta. La proliferación del cliente itinerante también nos brinda la posibilidad de convertirlo en cliente frecuente, incluso estable, si planteamos estrategias inteligentes que le inciten a cambiar su conducta errática.

            El marco de la realidad presente en nuestro sector, como en otros, nos exige versatilidad ante los sucesivos cambios y tendencias, también nos debe estimular a experimentar ampliando opciones para el consumidor que, como es apreciable, está muy segmentado, manejar con destreza esta evidencia, aun cuando requiera gran dedicación, es clave para la adaptación a los presumibles fenómenos innovadores de un tiempo que se prevé más fascinante que difícil.

 

                                                                             

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información