Spanish English French German Italian Portuguese

La importancia del Marketing digital para la industria del fitness

El marketing digital se ha convertido en una herramienta esencial para la supervivencia y crecimiento de cualquier negocio, y el sector del fitness no es una excepción. Su importancia radica en la capacidad que tiene para fidelizar a los clientes ya captados y atraer a otros nuevos.

Se utiliza de múltiples formas y con estrategias adaptadas a los objetivos marcados en cada caso, pero con una finalidad primordial: aumentar la rentabilidad y las ventas.

Sirve para potenciar la imagen de marca (branding) y aumentar el tráfico a una web mediante técnicas de inbound marketing: posicionamiento seo y sem, optimización con palabras clave, linkbuilding, redes sociales, blog y backlinks en webs de autoridad.

Pero todas esas estrategias deben ir encaminadas a una meta: conseguir leads y conversiones (datos de clientes y ventas), a través de landing pages y formularios con un buen diseño y copywriting y llamadas a la acción (CTA) efectivas. Esto nos ayuda, mediante campañas de email marketing y otras técnicas comerciales como remarketing, descuentos, ofertas y llamadas telefónicas, a conducir al cliente potencial hacia la parte final del proceso de venta, embudo de conversión o funnel. Así conseguimos que realice la acción que buscamos, es decir: inscribirse como socio del gimnasio, contratar un entrenador personal, solicitar clases específicas, cursos especializados, entrenadores personales, participar en una competición o adquirir ropa y complementos de la tienda en nuestro establecimiento.

La importancia del marketing digital para generar ventas

En la actualidad, no es posible dirigir un negocio en el sector del fitness sin una buena estrategia de marketing online que lo respalde. Es un error creer que esto se limita a poner en marcha una página web o crear perfiles en las redes sociales y publicar un post cada cierto tiempo con fotos y algo de texto sobre nuestras actividades. Una estrategia efectiva debe estar planificada, enfocada al cliente y alineada con el otro objetivo básico: las ventas.

Para ello, debemos definir con claridad nuestro nicho de negocio y nuestro buyer persona o perfil de cliente y, a continuación, poner a funcionar todas las herramientas de marketing online a nuestra disposición. En el sector del fitness, debemos coordinar las acciones online y offline. Es importante mantener al usuario motivado y ofrecerle toda la información, artículos y productos que necesita para que consiga sus objetivos, ya sean ponerse en forma, perder peso, aumentar su musculatura o aprender a relajarse con técnicas de yoga o Qigong.

Potenciar el marketing online de una empresa conlleva, a menudo, una inversión en recursos humanos, materiales y en tiempo de trabajo que, a veces, requieren de la contratación de personal especializado o la externalización de todo un servicio o parte del mismo. No obstante, estos son algunos de los principales factores a tener en cuenta:

Página web

Es el eje online sobre el que va a pivotar el negocio fitness. Debe contener toda la información necesaria de contacto, ubicación, productos y servicios. Pero además, es imprescindible que el dominio haga alusión a la naturaleza del negocio, que su estructura sea clara, tenga rapidez de carga, diseño responsive (adaptado a móviles), incluya sitemap y que sus textos e imágenes estén optimizados para los motores de búsqueda como Google.

Blog

Muchos negocios subestiman la importancia de un blog, pero es imprescindible para atraer tráfico a la web y mejorar el posicionamiento orgánico. Sus contenidos deben ser originales y evitar en todo momento copiar textos de otros sitios. Google penaliza el contenido duplicado, por lo que un blog debe contar con expertos que lo nutran de contenidos de calidad y útiles para los lectores.

Redes Sociales

Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, LinkedIn o Pinterest atraen seguidores, transmiten la misión, visión y valores de una marca, pero no son herramientas de venta directa. Por eso, hay que utilizarlas para generar apego, lanzar información útil y mensajes motivacionales para los amantes del ejercicio físico, storytelling y vídeomarketing. Es necesario utilizar la manera inteligente las redes sociales, para que contribuyan a la estrategia del negocio y no supongan una pérdida de tiempo o una sucesión de post sin una utilidad clara.

Google Analytics

Una estrategia de marketing digital cobra sentido cuando se pueden medir sus resultados. Esto se puede lograr con una serie de herramientas que ayudan a saber el tráfico de una web. La principal de ellas es Google Analytics, de la que se puede disponer siempre que se tenga una cuenta en Gmail. Ofrece datos como la tasa de rebote o el tiempo que pasan en ella los usuarios, desde qué dispositivos acceden, el número de páginas vistas y los contenidos más populares. Otras cuestiones como las keywords o palabras clave y el dominio también son objeto de un profundo análisis gracias a aplicaciones como Semrush o Xovi, que además ofrecen datos de dominios de la competencia.

Google Adwords

Esta herramienta permite, a través de anuncios que aparecen en las páginas de búsqueda de Google, mejorar el posicionamiento SEM o no orgánico, es decir, el que se realiza previo pago. Ofrece la posibilidad de fijar un presupuesto a medida y segmentar el grupo de destinatarios según criterios como, por ejemplo, el perfil de edad, sexo, ubicación geográfica o dispositivo que utilicen.

Email marketing

Es una de las formas más efectivas de generar leads y conversiones. Su rentabilidad como herramienta de marketing es mucho mayor que, por ejemplo, las redes sociales. A través de campañas de email marketing podemos informar de las ofertas, enviar cupones descuento, promociones especiales, tutoriales, manuales para ponerse en forma en poco tiempo, suscripciones a eventos o actividades especiales, ofertas temporales (Halloween, Navidad, Verano, etc.) y dirigirnos de una manera directa a los clientes, para impulsarlos a avanzar en el embudo de conversión hasta hacer efectiva la venta.

Conclusión

El Marketing digital se ha convertido ya en una herramienta esencial en el ámbito de los negocios relacionados con el fitness. Las empresas que no lo incluyan en sus líneas estratégicas generales van a quedarse atrás y a perder muchas oportunidades de crecimiento. Pero poner en marcha iniciativas en este sentido exige una planificación previa, establecer una serie de objetivos, indicadores de medición, análisis de datos, delimitación del nicho de negocio y un perfil claro y segmentado de los clientes reales y potenciales.

Si deseas saber más sobre estos temas de marketing online aplicado al ámbito deportivo, no te pierdas el Blog personal de nuestro experto.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información