Spanish English French German Italian Portuguese

Nuevas tecnologías al servicio del Entrenador Personal

Cuando hace unos meses el ACSM sorprendía en la publicación de sus tendencias anuales con la inclusión de forma directa en el número uno de los denominados “accesorios wearables” (así como la de las aplicaciones móviles en el diecisiete) sin duda no se equivocaba. La aparición de estos aparatos y/o programas que acercan las últimas tecnologías en muchos de los casos en realidad no es completamente nueva, pero sí la forma en la que lo hace actualmente siendo mucho más asequible para el usuario.

De esta forma, muchas de las utilidades que servían para el control, valoración y medición del entrenamiento pasan a resultar en primer lugar bastante más asequibles para el usuario o el entrenador y, además, realmente fáciles de gestionar por ambas partes con lo que algunos aspectos que eran propios de infraestructuras complejas o de alto coste incluso poco presentes en instalaciones deportivas son ahora un objeto al abasto de casi todos los públicos. ¿Sabías que existen videojuegos en Android que sirven como forma de entrenamiento? ¿O que tu móvil puede servir puntualmente como pulsómetro gracias al flash?

En las siguientes páginas hablaremos de los aspectos principales de los más utilizados así como enlaces recomendados a ZitaSport, blog de nuestro compañero Gabriel Hernando y que está especializado en dichas materias.

VARIANTES DE TECNOLOGÍA POR ACCESIBILIDAD.
El repaso empezará diferenciando entre dos grandes bloques de tecnología portátil.

  • “Weareables” o dispositivos portátiles. Para entendernos, un “wearable” (en algunos casos denominada “tecnología ponible”) es el dispositivo electrónico que puede ser llevado (ya sea por dentro o fuera de la ropa) de forma cómoda registrando cualquier tipo de dato del usuario sin apenas entorpecer el entrenamiento de este, ya no sólo a nivel deportivo y de salud, aunque nos centremos en estos. Los más destacados son:

Pulseras-Reloj: Sin duda, el wearable por excelencia hasta estos días ha sido el pulsómetro, acompañado habitualmente por la banda de electrodos. Podemos considerar la pulsera inteligente a fecha de hoy como una evolución del mismo, añadiendo, además de la Frecuencia Cardiaca en este caso con un sensor óptico, otros aspectos como son los pasos realizados durante un día (partiendo del clásico podómetro), entrenamiento (destacando por ejemplo el conteo de repeticiones en un ejercicio de fuerza de la pulsera “Atlas”) o el control de la calidad del sueño (1), todas ellas sincronizables a la hora de registrar datos y resultados con un dispositivo móvil mediante la aplicación correspondiente y BlueTooth.

Al respecto, un estudio de Ferguson (2015) valora positivamente la fiabilidad tanto de los pasos como del sueño (aunque desde Zitasport nos indican que están en marcha evoluciones muy importantes en este aspecto a corto plazo), pero no así la de los niveles de entrenamiento y Frecuencia Cardíaca (por lo que en este caso no nos escapamos de seguir llevando la Banda Pectoral que luego comentaremos), siendo un aspecto mucho más difícil de medir.

Reloj Deportivo Inteligente: En cierto modo podemos considerarlo el mismo implemento que el anterior, aunque podemos denominar “Smart Watch” a aquel que ya sincroniza más funciones y visualización de otras aplicaciones propias del móvil, realizando ya una función de segunda pantalla del mismo. Destacan básicamente los modelos creados tanto por fabricantes de pulsómetros como de teléfonos móviles.

Bandas de Frecuencia cardiaca: Y seguimos por la otra parte del clásico pulsómetro y, por supuesto, su evolución. A fecha de hoy encontramos la presencia de bandas de frecuencia (las que se ponen en el pecho) codificadas y compatibles con diversos dispositivos, desde la propia maquinaria del gimnasio a incluso aplicaciones (ver siguiente punto) para dispositivos móviles de control del entrenamiento. Al respecto encontramos por supuesto bandas con conectividad Bluetooth y/o ANT+ por parte de los fabricantes más importantes (Polar, Garmin…) así como algún producto que sorprendió por su calidad como el Medisana(4)

Otros: Muchos de ellos todavía en desarrollo y con aspectos por perfecciones, pero destacan utilidades muy curiosas e interesantes, como puede ser la medición no invasiva de acumulación de lactato (BMX Insight o el Echo H2 aunque ambos con tecnologías diferentes), casos (LifeBeam) y musleras con medición de diversos factores de trabajo (LEO)

  • Aplicaciones para móvil/Tablet ya sean para Android o iPhone. En este caso hablaríamos de todos los programas que se pueden implementar a un dispositivo de fácil manejo dentro de una instalación, como pueden ser los teléfonos móviles o una Tablet, quedando aparte los programas informáticos. En un principio incluso podemos pensar en las diferentes apps como una competencia de bajo coste al entrenador personal (tal y como puede suceder con apps como Welvi, JeFit o Nike+, que intentan simular el seguimiento completo de PT) aunque vistos los resultados con ya algunos años de desarrollo, podemos considerar más bien a las apps como una herramienta complementaria para el deportista o para el entrenador.

Las más útiles a nuestro modo de ver para el entrenador, aunque en muchos casos no están diseñadas originalmente para ello son:

Gestión de clientes: Aunque en realidad sería más bien la adaptación de un Software de gestión en modo app, el crecimiento de aplicaciones orientadas al entrenador/instalación manejables desde teléfono o Tablet es más que evidente. Los mismos se encargan del envío de planificaciones de entrenamiento y resultados de sesiones, envío de pruebas de valoración del cliente como pueden ser pruebas de báscula de impedancia e incluso ciertas herramientas de Marketing como el envío de mensajería a clientes no activos

Pruebas de valoración: Aquí podemos encontrar desde simples calculadoras para ciertos tests (como la RM mediante Brzycki o el cálculo del VO2 máx. mediante el test de Rockport) hasta otras aplicaciones mucho más complejas. Hemos destacado dos de las más llamativas:

  • eValue: La misma realiza una valoración funcional mediante la realización de 3 fotografías en la ejecución del test de Sentadilla Profunda.
  • BarSense: Aplicación que mide la velocidad de ejecución de un levantamiento (relacionado con la medición de la RM actualmente) así como incluso un “tracking” de la ejecución del ejercicio mediante la grabación del mismo en vídeo.

Control y cuantificación del entrenamiento Outdoor mediante GPS: Sin duda, las más numerosas y populares a fecha de hoy acumulando hasta decenas de millones de descargas (2,3), siendo la mayoría de ellas patrocinadas o propiedad de las grandes marcas deportivas (Endomondo, Runkeeper, Runtastic, MiCoach, Strava…) Aunque aparentemente poco tienen que ver con un trabajo de Entrenamiento Personal sí resulta una forma válida y motivante para la combinación del trabajo con entrenador y el realizado por libre midiendo y comparando las distancias realizadas, ya sea en bicicleta o andando, la consecución o no de diferentes retos o incluso la comparativa de marcas entre uno o varios miembros en diferentes días.

Logs y registros de entrenamiento: Aunque en cierto modo combinan varios de los aspectos mencionados en los puntos anteriores, podemos hablar también de aplicaciones propias en las que podemos llevar un control de los entrenamientos a partir de una base de datos de ejercicios mediante la introducción de datos como la intensidad, carga, volumen, densidad, etc. tanto del entrenamiento como propios. Destaca, por ejemplo, de forma completamente gratuita el FitNotes Gym Workout Log o el Google Fit, que en cierto modo está pasando a englobar la lista de relativos fracasos de Google a la hora de generar nuevas aplicaciones.

Otros: Cronómetros para medición de intervalos o “timers” (HIIT), pulsómetros (mediante un sensor óptico con el flash, aunque no resulta nada cómodo), bases de datos de ejercicios en foto y/o vídeo (FitnessBuddy), creación de programas de entrenamiento con tutoriales (Xculpture) en sala de Fitness, autocargas (Freeletics) o incluso de Pilates, Yoga , etc.

¿Qué valores presenta el uso de estas tecnologías para el entrenador?

  • Imagen de profesionalidad de cara al cliente mediante valores de actualización/reciclaje y de inversión en en su trabajo.
  • Mayor y mejor control de trabajo, rendimiento y evolución del cliente, incluso permitiendo al entrenador poder dedicarse a otras labores.
  • Posibilidad de control e integración de entrenamiento por libre y outdoor.
  • Motivación para el cliente por la novedad y el factor “gamificación” (por ejemplo, recomendamos buscar las aplicaciones “Ingress”, “Teemo”, “Superhero Workout” o “Zombies, run!”) así como valoración de sus resultados y entrenamiento.

Por último, incluso podríamos hablar en este caso de la incorporación de aspectos tecnológicos, como puede ser el encoder (dinamómetro con software correspondiente para la conversión de datos) la medición de intensidad por watios (potenciómetro) a la maquinaria ya existente en la instalación o a una bicicleta (como el Leopard), aunque por razones de espacio nos adentraremos en próximas entregas.

Página recomendada: http://blog.zitasport.com/

ENLACES ESPECÍFICOS ZITASPORT

Referencias:
Ferguson, T., Rowlands, A. V., Olds, T., & Maher, C. (2015). The validity of consumer-level, activity monitors in healthy adults worn in free-living conditions: a cross-sectional study. International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, 12(1), 1.

Etiquetas: Santiago Liebana, nuevas tendencias

Comentarios potenciados por CComment

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información