Spanish English French German Italian Portuguese

La proteína de suero (WHEY), ¿la reina de las proteínas?

Pues sí, podemos decir que es la reina de las proteínas al menos en ventas, siendo el producto estrella de las marcas y de la suplementación deportiva. Pero además por sus bondades es la reina y no sólo en ventas, ya que las proteínas del suero lácteo o lactosuero (Whey en inglés) son unas de las mejores a nivel nutricional, aunque seguro que eso ya lo sabíais porque las proteínas de suero podríamos decir que son como ese gran delantero de futbol, esa gran estrella mundial al que todo el mundo conoce y del que todo prácticamente se sabe y ya poco podemos decir de él. Pero bueno seguro que si seguís leyendo os enteráis de algo nuevo que no sabíais… 

 Recordando algunos conceptos:

Como no hay mucho espacio os insto a que leáis de nuevo la Panorámica del Nº 53 sobre la Caseína (Sep-Oct del 2013) en la que se recuerdan los dos tipos de proteínas que tiene la leche (Caseína y Suero), los conceptos de Valor Biológico, aminoácidos esenciales, ramificados, etc. Y así entendáis un poco mejor lo que os cuento a continuación.

La proteína de suero después de entrenar…

A diferencia de la Caseína, las proteínas del suero son muy solubles en agua y a pH ácido (como el del estómago) no precipitan, es decir, que no solidifican o cuajan como si pasa con la caseína. Esto hace que la característica principal de la proteína de lactosuero sea la asimilación rápida, es decir, que nos proporciona aminoácidos de manera rápida, teniendo el pico máximo en 1 hora, lo que es ideal para después de entrenar. Esto no quiere decir que no la podamos tomar en otro momento, pero sí que es la mejor opción inmediatamente después del esfuerzo físico.

La cantidad de BCAAs que tiene, sobre todo de Leucina, hace que se potencie el efecto de la insulina, lo que aumenta la capacidad anabólica, es decir, que acelera la recuperación muscular y ayuda en la energética. La mayor parte de la Glutamina se va con la Caseína, por lo que si queremos mejorar un producto de proteína de suero debemos añadirle Glutamina o buscar un producto que ya la tenga añadida.

Lo que nos podemos encontrar en el mercado: concentrado, aislado e hidrolizado

Partimos de la misma materia prima para todos, el suero lácteo. A éste le podemos hacer pasar por unas membranas de tamaño de poro más grande o más pequeño, seleccionando así unas fracciones u otras de aminoácidos.

- Concentrados (Whey concentrate): el tamaño de poro de la membrana es mayor, por lo que las fracciones son más grandes, el tiempo de fabricación empleado menor y por lo tanto el producto es el más económico. Contiene algo más de carbohidratos (lactosa) y grasa y el porcentaje de proteínas de la materia prima es del 80%. Es sin duda el más vendido porque la relación calidad/precio es la mejor para la gran mayoría del público.

- Aislados (Whey isolate): el tamaño de poro es menor, por lo que las fracciones proteicas también lo son. El tiempo de fabricación sube, por lo que también el precio. Contiene muy pocos carbohidratos (1% o menos de lactosa) y grasa y el porcentaje de proteínas de la materia prima es del 90%. La asimilación es mayor que la de los concentrados.

- Hidrolizados (Whey hydrolysate): en este caso partimos de algunos de los productos anteriores como materia prima y lo que se hace este otro proceso, el de hidrolizado o ruptura. Lo que conseguimos con ello es romper las cadenas proteicas en fracciones aún más pequeñas. Lo que se busca siempre es que el número de Di- y Tripéptidos (miniproteínas de 2 y 3 aminoácidos) sea mayoritario para que la velocidad de asimilación sea todavía mayor y sobre todo se aceleren aún más los procesos de recuperación post-ejercicio. Esto es así porque según los estudios estas fracciones tan pequeñas se asimilan más rápido que los propios aminoácidos libres, aunque éstos sean aún más pequeños.

Según lo comentado podemos tener hidrolizados de concentrado o de aislado de suero, aunque lo habitual en el mercado es encontrarnos de los primeros ya que los segundos son muy caros y sólo se utilizan como una fracción para enriquecer algún producto recuperador.

Los buenos hidrolizados han de tener el mayor número de moléculas por debajo de los 1000 Da (Da=Daltons, unidad de medida del peso molecular) y siendo el porcentaje de aminoácidos libres por debajo del 0,05%, es decir, que ha de poseer muchas moléculas pequeñas, pero muy pocos aminoácidos libres. Por desgracia toda esta información no llega al consumidor final que se tiene que fiar de lo que el fabricante pone en la etiqueta y la mayoría de las veces ni el propio fabricante sabe de esta información. 

Proteína de suero y Salud

Lo que me parece más interesante y que casi nadie conoce son las bondades que tiene no sólo para el deporte sino para la salud. Las proteínas del suero lácteo tienen unas fracciones biológicamente activas, estas son: β-lactoglobulina y α-lactoalbúmina, como mayoritarias y albúmina, proteasa-peptonas, transferrina, lactoferrina, lactoperoxidasa, inmunoglobulinas, glicomacropéptido y los denominados factores de crecimiento como minoritarios. Los efectos biológicos demostrados de las proteínas del lactosuero son, por un lado, presentar una actividad anticancerosa (sobre todo frente al cáncer de colon) y, por otro lado, su papel estimulador de la respuesta inmune.

Conclusión: mucho cuidado con todos aquellos detractores de los lácteos y de las nuevas corrientes que hay en contra de ellos, porque igual no tienen toda esta información….

 

Etiquetas: Entrenadores, Nutrición, Pablo F. Martín

Comentarios potenciados por CComment

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información