Spanish English French German Italian Portuguese

Barritas energéticas

Prácticamente todo vale en el soporte de una barrita, es decir, que puedo formular un producto estable, fácil de llevar, de agradable sabor y textura y, además, al que puedo añadirle prácticamente cualquier ingrediente que me interese: proteínas, cafeína, vitaminas, minerales, L-Carnitina, Glutamina, BCAAs (Aminoácidos ramificados) y así un largo etc.

Es lo que tienen las barritas que en función del objetivo podemos añadirles muchos ingredientes, pero no de manera infinita, siempre hay unas limitaciones, sobre todo a nivel tecnológico. Algunas de estas limitaciones son:

Por una parte la gran batalla de los “machacas de gimnasio” es su obsesión por tomar muchas proteínas y pocos carbohidratos (gran error, pero eso es otro tema) y siempre buscan barritas con muchas proteínas y pocos hidratos lo cual es muy complicado a nivel tecnológico. Primero porque las barritas requieren de una base de carbohidratos (jarabes, cereales, etc.) y, segundo, podríamos añadir todas las proteínas que quisiéramos, pero por una parte el precio sería muy elevado y por otra el problema de una barrita muy alta en proteínas es su baja comestibilidad y es que las proteínas hacen que la barrita se endurezca y sea difícil de comer. Además de que la vida media de la barrita sería muy baja debido a que en pocos meses se deshidrata y adquiere muchísima dureza, lo que la hace incomestible.

Por otra parte, y otra de las grandes batallas, es la cantidad de grasa. Y es que aunque hayamos avanzado mucho en tecnología de alimentos, magia de momento no podemos hacer, es decir, que si queremos que un producto no lleve muchos hidratos, lleve una buena ración de proteínas y encima sea sólido (las barritas lo son), “algo” tiene que retener todo esto y eso es, nos guste o no, las grasas. Bien sea en forma de cobertura de chocolate o bien sea en mezcla prensada. También tenemos que pensar que la grasa en definitiva es lo que hace que un alimento sea más o menos fácil de comer debido a que las grasas hacen que los alimentos sean más palatables. De ahí que los alimentos muy bajos en grasa, normalmente, digamos que están muy “secos”. Resumiendo: las barritas más altas en proteínas normalmente llevan cobertura de chocolate y las de cereales (más energéticas) y sin cobertura de chocolate llevan la grasa incrustada en la mezcla para hacerlas más ricas y comestibles, ya que estás barritas se suelen usar en deportes de fondo y durante la práctica del ejercicio.

Algunas cosas sobre las barritas y su tecnología que me parece interesante comentar son:

Empleo de Polioles o azúcares alcohol: son unos carbohidratos con unas modificaciones bioquímicas que les hacen ser pseudodigeribles, es decir, que no nos aportan todas las calorías de los hidratos normales (4 Kcal/g), siendo de media unas 2,4 Kcal/gramo. Pero además tienen propiedades muy útiles en industria alimentaria, la más importante para el tema que nos ocupa es su capacidad de retener agua (humectantes) lo que nos ayuda a por un lado reducir calorías quitando hidratos y grasas y por otro mantener las propiedades de palatabilidad y textura durante más tiempo. Estos azúcares alcohol son el Sorbitol, el Xilitol, Manitol, Lactitol, Maltitol y sus respectivos jarabes.
Barritas sustitutivas de comidas: muy utilizadas para estos fines debido a su fácil Prácticamente todo vale en el soporte de una barrita, es decir, que puedo formular un producto estable, fácil de llevar, de agradable sabor y textura y, además, al que puedo añadirle prácticamente cualquier ingrediente que me interese: proteínas, cafeína, vitaminas, minerales, L-Carnitina, Glutamina, BCAAs (Aminoácidos ramificados) y así un largo etc.

Es lo que tienen las barritas que en función del objetivo podemos añadirles muchos ingredientes, pero no de manera infinita, siempre hay unas limitaciones, sobre todo a nivel tecnológico. Algunas de estas limitaciones son:

Por una parte la gran batalla de los “machacas de gimnasio” es su obsesión por tomar muchas proteínas y pocos carbohidratos (gran error, pero eso es otro tema) y siempre buscan barritas con muchas proteínas y pocos hidratos lo cual es muy complicado a nivel tecnológico. Primero porque las barritas requieren de una base de carbohidratos (jarabes, cereales, etc.) y, segundo, podríamos añadir todas las proteínas que quisiéramos, pero por una parte el precio sería muy elevado y por otra el problema de una barrita muy alta en proteínas es su baja comestibilidad y es que las proteínas hacen que la barrita se endurezca y sea difícil de comer. Además de que la vida media de la barrita sería muy baja debido a que en pocos meses se deshidrata y adquiere muchísima dureza, lo que la hace incomestible.

Por otra parte, y otra de las grandes batallas, es la cantidad de grasa. Y es que aunque hayamos avanzado mucho en tecnología de alimentos, magia de momento no podemos hacer, es decir, que si queremos que un producto no lleve muchos hidratos, lleve una buena ración de proteínas y encima sea sólido (las barritas lo son), “algo” tiene que retener todo esto y eso es, nos guste o no, las grasas. Bien sea en forma de cobertura de chocolate o bien sea en mezcla prensada. También tenemos que pensar que la grasa en definitiva es lo que hace que un alimento sea más o menos fácil de comer debido a que las grasas hacen que los alimentos sean más palatables. De ahí que los alimentos muy bajos en grasa, normalmente, digamos que están muy “secos”. Resumiendo: las barritas más altas en proteínas normalmente llevan cobertura de chocolate y las de cereales (más energéticas) y sin cobertura de chocolate llevan la grasa incrustada en la mezcla para hacerlas más ricas y comestibles, ya que estás barritas se suelen usar en deportes de fondo y durante la práctica del ejercicio.

Algunas cosas sobre las barritas y su tecnología que me parece interesante comentar son:

Empleo de Polioles o azúcares alcohol: son unos carbohidratos con unas modificaciones bioquímicas que les hacen ser pseudodigeribles, es decir, que no nos aportan todas las calorías de los hidratos normales (4 Kcal/g), siendo de media unas 2,4 Kcal/gramo. Pero además tienen propiedades muy útiles en industria alimentaria, la más importante para el tema que nos ocupa es su capacidad de retener agua (humectantes) lo que nos ayuda a por un lado reducir calorías quitando hidratos y grasas y por otro mantener las propiedades de palatabilidad y textura durante más tiempo. Estos azúcares alcohol son el Sorbitol, el Xilitol, Manitol, Lactitol, Maltitol y sus respectivos jarabes.

Barritas sustitutivas de comidas: muy utilizadas para estos fines debido a su fácil transporte, buen sabor, etc. Pero debemos saber que los sustitutivos de comidas en cualquiera de sus formatos (polvos, batidos y barritas) están bien legislados y han de cumplir algunos requisitos como tener un mínimo de: calorías, porcentaje de proteínas, vitaminas, minerales, grasas, etc. Pero este tema lo trataremos en siguientes publicaciones.transporte, buen sabor, etc. Pero debemos saber que los sustitutivos de comidas en cualquiera de sus formatos (polvos, batidos y barritas) están bien legislados y han de cumplir algunos requisitos como tener un mínimo de: calorías, porcentaje de proteínas, vitaminas, minerales, grasas, etc. Pero este tema lo trataremos en siguientes publicaciones.

Etiquetas: Gym Factory, Revista, Entrenadores, Nutrición, Pablo F. Martín

Comentarios potenciados por CComment

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información