Spanish English French German Italian Portuguese

La presencia de la mujer en el deporte, una reivindicación histórica

Me encantaría que algunas de las noticias y artículos relacionados con el análisis y el estudio de la escasa participación de la población femenina en el hecho deportivo no existiera, eso sería la mejor noticia para toda la población, ya que significaría que ya no es un hecho excepcional y que la mujer estuviera totalmente integrada en igualdad con todo lo relacionado con el deporte,  por desgracia, esto todavía es un sueño.

Algunos aspectos han mejorado y por ejemplo las becas para las deportistas olímpicas son igualitarias, aunque sufren las mismas dificultades que cualquier mujer, como es la brecha salarial y algunas específicas como son la desigualdad en los premios y la menor presencia en los medios de comunicación, sin dejar a un lado clausulas especiales si una mujer deportista se queda embarazada. Es intolerable que sigan existiendo estos hechos, pero por desgracia, es una realidad.

El movimiento de reclamar igualdad de derechos de la mujer ha sido en clave reivindicativa, porque históricamente de otra manera era imposible hacerlo.

Uno de los grandes cambios que han ido surgiendo para conseguir esta ¨igualdad¨ es que esta reivindicación se ha convertido en objetivo político y han surgido  directivas y planes generales en materia de deporte.

El primer estudio que se hizo en España sobre las desigualdades entre hombres y mujeres en el deporte, fue la Encuesta sobre hábitos deportivos de las mujeres españolas, se publicó en 1993.

Una de las razones por la cual no se estudió antes las desigualdades entre hombre y mujeres ,tuvo que ver con el hecho de que no se consideraban desigualdades sociales sino diferencias , que venían dadas por la biología que, de esta manera, determinaban también las relaciones sociales.

Es cierto que a lo largo de los años se han ido consiguiendo mayores cuotas de participación de la mujer en el deporte en la Alta Competición. En los Juegos Olímpicos de Londres 2012 la participación femenina fue del 40,42% del total de la delegación española, habiendo logrado 11 medallas de las 17 conseguidas por España. Este ascenso está siendo imparable, y los éxitos deportivos en el deporte femenino está siendo increíble.

Este hecho ha hecho que desde el punto de vista de la comunicación, la mujer haya alcanzado cuotas de participación importantes.

En los últimos tiempos, estamos viendo que los medios de comunicación se están haciendo eco de estos éxitos y que la mujer deportista ocupa portadas y espacios en los informativos deportivos.

Algunos aspectos  han mejorado y por ejemplo   las becas para las deportistas olímpicas son igualitarias, aunque sufren las mismas dificultades que cualquier mujer , como es la brecha salarial y algunas específicas como son la desigualdad en los premios y la menor presencia en los medios de comunicación, sin dejar a un lado clausulas especiales si una mujer deportista se queda embarazada. Es intolerable que sigan existiendo estos hechos, pero por desgracia, es una realidad.

Por otro lado, la presencia de la mujer en puestos técnico y en la dirección y gestión deportiva   es escasa. No se cumplen las directivas internacionales y la legislación nacional sobre la presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad, en las federaciones deportivas tan sólo hay tres mujeres presidentas , aunque por primera vez  la máxima responsable del deporte español, María José Rienda, es una mujer.

Es indudable que los éxitos de las mujeres deportistas influyen en el resto de la población femenina.

Se ha aumentado el interés de la mujer por el deporte, no sólo desde el punto de vista profesional sino como a nivel personal en la que se evidencia unos beneficios para la salud, el bienestar por la práctica deportiva.

Las mujeres deportistas influyen en el modelo estético  actual , donde la mujer deportista se asocia con una mujer sana.

De todo los expuesto, se constata que es necesario realizar intervenciones que favorezcan el acceso y la participación de las mujeres a los puestos de responsabilidad y decisión  en el deporte español, así como políticas efectivas que favorezcan la participación de la mujer.

Es necesario la aplicación y el cumplimiento en el ámbito deportivo de las leyes y las normas de carácter general que existen en relación con la igualdad entre mujeres y hombres.

No nos podemos quedar en sacar Leyes, sobre todo si éstas no se cumplen. Se trata de ser pragmáticos ,se trata de ser justos y que de una vez por todas, la mujer deportista no quede relegada a una posición inferior por solo el hecho de ser mujer.

Comentarios potenciados por CComment

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información