Spanish English French German Italian Portuguese

LA IMPORTANCIA DEL SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL “la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley”

La Responsabilidad civil es un concepto jurídico cuya finalidad es regular el sistema de compensaciones económicas reparadoras de los daños producidos a terceros como consecuencia de relaciones contractuales o extracontractuales. El Artículo 1.902 del Código Civil establece: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Para hacer frente a las consecuencias de las reclamaciones o demandas económicas por responsabilidad civil, con independencia de cuál sea la causa aducida por el reclamante, los profesionales contratan pólizas de seguro de responsabilidad civil. El contrato de seguro tiene por objeto desplazar el coste de las indemnizaciones económicas a un tercero, mediante el pago de una prima. Por tanto, el seguro es un sistema de protección frente a los riesgos existentes que, cuando ocurren o se materializan en un siniestro, provocan unas consecuencias siempre evaluables económicamente. El aseguramiento consiste en la transferencia de los riesgos.

El objetivo de los seguros de Responsabilidad Civil Profesional es hacer frente a los daños personales, materiales y consecuenciales que, involuntariamente, por sus errores u omisiones, el profesional haya podido causar a sus clientes en el ejercicio de su profesión, así como los perjuicios que de ellos se pudieran derivar. El asegurador asume las consecuencias económicas de los hechos acaecidos y cubiertos por el contrato, reparando el daño causado por el asegurado a un tercero, hasta el límite pactado en la póliza de seguro, que es el documento que contiene las condiciones que regulan la relación contractual entre asegurar y asegurado, recogiendo los derechos y deberes de las partes.

Estos seguros no sólo son una garantía para los trabajadores, sino también para quienes contratan sus servicios, de no ser así el profesional respondería con su propio patrimonio cuando hay sentencia en firme de un juez por negligencia profesional.

La Responsabilidad Civil Profesional es una de las preocupaciones de los Colegios Profesionales que ha merecido, desde hace unos años, una especial atención, por lo que desde el punto de vista del Profesional del Deporte, es un riesgo ejercer la profesión sin tener un respaldo económico a través de una póliza de Responsabilidad Civil Profesional.

Todo los colegiados inscritos como ejercientes  en su Colegio Profesional de la Educación Física y del Deporte tienen incluido el Seguro de Responsabilidad Civil.

Este servicio no es sólo una garantía para los Colegiados, sino también para quienes prestan sus servicios. De no ser un profesional colegiado respondería con su propio patrimonio cuando hay sentencia en firme por negligencia profesional.

Cuando prestas servicios profesionales a tus clientes, te responsabilizas de los mismos y, por tanto, te expones a que puedan surgir reclamaciones por parte de estos clientes o de terceras personas a causa de errores u omisiones a la hora de desarrollar tu actividad profesional.

En estos casos es primordial estar asegurado.

Como he podido adelantar en artículos anteriores, uno de los ejes estratégicos que hemos planteado desde el COPLEF de Madrid es el velar por el cumplimiento de la Ley 6/2016 de ordenación del ejercicio de las profesiones del deporte. En este sentido, y para que todo profesional no sea sancionado con una falta muy grave ( art.28)  por no tener seguro de responsabilidad civil, además de ofrecer el seguro de responsabilidad civil para todos los colegiados ejercientes, ofrecemos una plataforma para el resto de Profesionales del Deporte contemplados en la Ley ( monitores deportivos, entrenadores deportivos…) para poder contratar un seguro de responsabilidad civil que le cubra en el ejercicio de su profesión y según las funciones que marca la Ley.

Por todo lo expuesto, todos los profesionales debemos de ser conscientes de la importancia de estar en posesión de este seguro ya que gnorantia juris non excusat o ignorantia legis neminem excusat (del latín, ‘la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley’) es un principio de Derecho que indica que el desconocimiento o ignorancia de la ley no sirve de excusa, porque rige la necesaria presunción o ficción legal de que, habiendo sido promulgada, han de saberla todos.

 

Comentarios potenciados por CComment

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información