Spanish English French German Italian Portuguese

Home Fitness, amenaza u oportunidad

El auge que el deporte en general y el fitness en concreto están experimentando en los últimos años ha llevado a la creación de más de 1.000 aplicaciones de entrenamiento.

Actualmente ya hay aplicaciones para cualquier tipo de entrenamiento, con gran calidad de imagen y buenos entrenadores o incluso celebrities muy conocidas. Algunas de estas aplicaciones incluyen consejos de nutrición y salud, y contemplan planes de ejercicio en formatos de clases convencionales o incluso sesiones express de pocos minutos para aquellas personas que no disponen de tiempo.

Según varios informes, el número de personas que hacen ejercicio con aplicaciones móviles como guía, no deja de crecer. Según la consultora china Soo Too Research, en su informe sobre aplicaciones móviles de fitness, el 37,2% de las personas eligieron gimnasios para hacer ejercicio, pero el 28,9% decidieron quedarse en casa y hacer ejercicio con estas aplicaciones. Los motivos principales fueron evitar el tráfico y el ahorro de tiempo. A estos motivos hay que sumar que el coste económico de utilizar estas aplicaciones es muy inferior a la cuota del club deportivo.

En conclusión, las aplicaciones permiten a los usuarios ejercitarse con orientación profesional cómo y cuando quieran y con muy poco coste, tanto a nivel económico como de tiempo.

Hasta ahora estas aplicaciones buscaban la rentabilidad a través de dos canales, la cuota que pagan sus usuarios y los anuncios de empresas. Sin embargo, al tratarse de aplicaciones para móviles, la tolerancia de los usuarios para soportar anuncios es muy baja. Por ese motivo, algunas de estas aplicaciones han abierto una nueva vía de rentabilidad a través de la venta de productos relacionados con la actividad deportiva, y están incluso creando sus propias marcas de suplementación, equipamiento y ropa deportiva.

Muchas de estas empresas se han dado cuenta de que su estrategia para poder seguir creciendo en beneficio y diferenciarse de la competencia, debe pasar por combinar los servicios online con servicios offline. Que el usuario esté interactuando on y off line de forma combinada y prácticamente sin darse cuenta.

Una experiencia de este tipo fue la organización de una maratón en línea dónde los participantes se inscriben y pagan la tarifa de la carrera online, corren dónde quieran y comparten sus resultados en la red. Después de acabar la carrera, reciben una medalla real para que se puedan fotografiar con ella y compartir las imágenes en redes sociales. La maratón que más éxito tuvo contó con 450.000 participantes.

La evolución de los eSports, que crecen a un ritmo de un 40% anual a nivel mundial, es otra muestra de que cada vez más, el deporte y la tecnología, lo “real” y lo virtual van a convivir y van a estar totalmente integrados.

Este fenómeno que estamos viviendo plantea amenazas pero también oportunidades para los clubes de fitness. La principal amenaza radica en que por la teoría del customer effort, el cliente decida cada vez más hacer ejercicio en su casa y no acudir a un centro deportivo, que le supone tener que coger el coche, desplazarse, buscar aparcamiento, etc. Como comenté en mi anterior artículo, esa amenaza se contrarresta generando una experiencia para el cliente que sea suficientemente buena para que le valga la pena superar el esfuerzo de salir de su casa y acudir al club. Como ya comenté, gran parte de esa experiencia se basa en generar emociones, lo que depende de las relaciones humanas.

Con respecto a las oportunidades, hay varias que ya podemos empezar a vislumbrar y que justamente se basan en la estrategia de hacer convivir el fitness on y off line.

Una de las oportunidades más claras se basa en llegar a todos los usuarios de estas aplicaciones, muchos de los cuales no son actualmente usuarios de gimnasios. La forma de hacerlo es consiguiendo que las propias aplicaciones vendan a sus usuarios accesos a gimnasios para que puedan combinar entrenamientos en casa con entrenamientos en clubes de fitness. Estos clientes preocupados por su forma física y su salud no solo necesitan clubes en los que entrenar de vez en cuando, sino que también pueden necesitar servicios de fisioterapia, nutrición, entrenamiento personal, etc. Por otro lado, para las empresas que han creado las aplicaciones, es importante generar nuevas fuentes de ingresos y dar un servicio cada vez más global y variado a sus clientes.

Otras oportunidades tienen que ver con integrar estas aplicaciones dentro del propio funcionamiento del club. Esto se puede hacer utilizando estas aplicaciones o parte de la información que facilitan o, si se quiere dar un paso más, ofreciendo dentro de los propios clubes de fitness espacios para el entrenamiento con aplicaciones tecnológicas. Recientemente una cadena de clubes de fitness española anunciaba la creación de un espacio para eSports dentro de una de sus instalaciones, combinando sistemas de entrenamiento con y sin tecnología.

En un mercado en el que cada vez hay más oferta, es necesario llegar a un mayor volumen de clientes, y las aplicaciones de fitness nos brindan una gran oportunidad en ese aspecto.

Comentarios potenciados por CComment

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información