La semana pasada se daba por finalizado el acuerdo de adquisición de Jump Fitness Lugo, por parte del grupo AltaFit. Ambos gimnasios se encontraban en la misma zona de la ciudad, separados por apenas 400 metros.

Con este acuerdo, el local que AltaFit ocupa en la actualidad, cierra sus puertas, trasladando su actividad, base de clientes y empleados al recién adquirido Jump Fitness, que cuenta con instalaciones de mayor dimensión y que cambia su nombre por el nuevo AltaFit Lugo.

Hasta la fecha, ambas marcas han estado conviviendo con una propuesta de precios y servicios similar; ahora, con este movimiento estratégico, AltaFit consolida su presencia en la ciudad, al concentrar en un solo club de mayor dimensión toda la demanda de actividad de la zona de influencia.

Y es que el nuevo AltaFit Lugo, es una instalación que supera los 2.600 metros, y cuenta con más de 110 plazas de aparcamiento. Sus actuales clientes, pasan a formar parte de la propuesta integral de servicios del Grupo Altafit, con acceso a la plataforma My AltaFit, con ventajas exclusivas, y utilización del Pasaporte, que permite el libre acceso por todos los gimnasios del grupo.

Etiquetas:
0 veces compartido