El complejo deportivo municipal de Campolongo, en Pontevedra será reformado por el Grupo BeOne-Serviocio. El proyecto contempla una ampliación de las instalaciones, que pasarán a más de 4.500 metros cuadrados construidos a más de 6.000, con la renovación de casi todos los espacios y con una nueva y avanzada maquinaria de fitness. La inversión que asumirá la empresa asciende a más de 4,2 millones de euros.

El centro cerrará sus puertas a partir del 1 de abril y hasta entonces, la instalación pone a disposición de los pontevedreses la posibilidad de reservar su plaza para el renovado centro deportivo que volverá a abrir sus puertas el 1 de octubre. Hasta ahora, más de 2.000 socios han confirmado su presencia en la reapertura.

Además, Grupo BeOne-Serviocio ha cerrado un acuerdo con el Centro Deportivo Tablero de Ponte Caldelas para ofrecer condiciones especiales a los socios que reserven su plaza en Campolongo y puedan seguir entrenando mientras duran las obras de reforma.

La compañía pone también a disposición de los usuarios las piscinas municipales gestionadas por el grupo en Vilagaría y Redondelea, donde podrán acceder a la matrícula de balde y un descuento del 25 % en las cuotas de abril a septiembre.

Etiquetas:
0 veces compartido
Post anterior

GO fit apuesta por la entrada en Reino Unido tras el fichaje del CEO de UK Active

Siguiente post

Speed Hiking