Snap Fitness cerró el año con unas ventas de 3,8 millones de euros, casi un 50% más que el ejercicio anterior operando la misma cantidad de centros. El aumento lo atribuyen a la eficiencia de cada instalación, que sumó una media de 300 abonados más respecto a 2017.

Tras un periodo de consolidación, la filial española de la cadena de gimnasios 24 horas busca dar pasos hacia la consecución de su objetivo, que pasa por cerrar 2020 con 100 clubes operativos. A día de hoy cuentan on 11 distribuidos en Reus, Tarragona y Madrid. Sus planes pasan por entrar en Girona y Valencia a corto plazo, una expansión que se realizará bajo la batuta de Lift Brands.

Para lograr esta cifra, la compañía ha comenzado la búsqueda de franquiciados ofreciendo un plan de negocio que pasa por una inversión de apróximadamente 350.000€ recuperable en 2 años, EBITDA del 50% y un índice de fracaso del 0% en España.

Snap Fitness, fundada el año 2003 por Peter Taunton (Minnesota, EE.UU.), es la principal marca del líder global en franquicias de fitness Lift Brands, Inc. que cuenta con más de 4.000 franquicias vendidas en 30 países.

Etiquetas:
0 veces compartido
Post anterior

Más no es mejor…

Siguiente post

Orangetheory Fitness: culto al fitness y a la tecnología