En una era donde la inteligencia artificial y los programas online se abren paso de manera irremediable (que no quiere decir óptima, o inteligentemente aplicadas), enmarcado en las polémicas regulaciones profesionales del sector del fitness, una pregunta surge en muchos foros o cursos en los que estamos presentes: ¿qué cualidades debe tener un buen entrenador personal?

La respuesta a esta pregunta, vendrá en formato de reflexión personal justificada, tras la experiencia tanto en la formación como en la gestión de equipos de entrenadores de más de 15 años en el sector del fitness en España. No es una recomendación genérica, pero sí esperamos que pueda guiar a los nuevos emprendedores, responsables encargados de contratación, y alumnos que buscan hacer de esta su profesión de futuro.

Características y habilidades
de un buen entrenador

Formación específica

Todavía pueden escucharse afirmaciones en redes sociales, revistas y blogs tales como que «el calentamiento no sirve para nada», desmintiendo cientos de artículos científicos que demuestran lo contrario en multitud de contextos (Fradkin et al., 2010). La base de todo buen profesional es una formación completa en su campo de desarrollo, que incluya tanto niveles académicos como asistencia a cursos específicos, ya que la formación académica en muchas ocasiones va por detrás de los más modernos avances de nuestro sector.
Una de las frases más recordadas de mi mentor, el Dr. Pedro J. Benito, dice de manera muy gráfica «el entrenamiento es un 80% arte, pero no te limpies el culo con el 20% de ciencia que lo sustenta».

Entrenan con otros entrenadores

Posiblemente tendrás más recursos prácticos charlando una hora con un entrenador que lleve años dirigiendo clases de personas mayores, que leyendo al completo la última revisión sistemática sobre entrenamiento con esta población especial. El bagaje compartido de cientos de horas, tipos de cliente, y entornos de entrenamiento diferente, es ciertamente irremplazable (De Lyon & Cushion, 2013). Y se trata de algo que se hace personalmente, no es suficiente con ver un post de menos de 1 minuto en redes sociales.

Apoyan y guían a sus clientes

Ser amable y solícito, junto con la capacidad para detectar el estado anímico de tus clientes, y regulando tu sesión en función de ello, es una de las cualidades más valoradas por los managers de centros de fitness, y como mínimo igual de importante que la formación académica, si no superior (Melton et al., 2010).

Positivismo y entusiasmo

El cliente, aparte de invertir dinero en la sesión, te dedica un tiempo valiosísimo de su escaso tiempo libre: transmitir alegría y pasión (por cansado que estés, por mal que se haya dado la jornada, etc.), es algo que se traduce en adherencia y vinculación a largo plazo.

Saben comunicarse

Es una de las mayores diferencias que distinguen a una persona de la mejor de las inteligencias artificiales: saber escuchar, y hablar en consecuencia (recuerda que tenemos 2 orejas y solo 1 boca… dale prioridad a recibir información, o a avasallar con tus logros o conocimientos).

Viven su profesión de manera artística, no tan solo técnica

La solución creativa de problemas a tiempo real es una constante: el cliente viene con alguna dolencia inesperada, el equipamiento que ibas a usar está ocupado, el ejercicio que prescribes no funciona correctamente…

Aprenden continuamente de sus clientes

Cualquier parecido con la realidad… es pura coincidencia. O más bien diríamos, cualquier parecido con la “normalidad”. El cliente tipo no existe: millones de situaciones diferentes en disponibilidad, historial lesivo, objetviso, capacidad de esfuerzo, gustos de entrenamiento, hábitos nutricionales, y un interminable etcétera, hacen que el estar presencialmente con un cliente, sea el mayor de los aterrizajes a todo estudio formal o informal.

Figuras de referencia y motivación

Vender salud a través del movimiento sentado desde el sofá de casa, se cae por su propio (y sedentario peso). Aparte, recientemente se ha demostrado que un biotipo de tipo endomorfo y no musculado, es percibido por los propios clientes como personas menos competentes en el ámbito del fitness, y motivan menos a consumir este servicio (Boerner et al., 2019).

No son omnipotentes

Parece que en redes sociales se vende el “todo lo sé de todos los temas”: ya se trate de nutrición, recuperación de lesiones, organización de vida, resolución de problemas psicológicos… Seamos serios, por favor: delegar de manera pertinente al profesional competente, y no forzar el servicio en contextos o clientes que uno no sabe manejar.

Bibliografía

  • Boerner, P. R., Polasek, K. M., True, L., Lind, E., & Hendrick, J. L. (2019). Is What You See What You Get? Perceptions of Personal Trainers' Competence, Knowledge, and Preferred Sex of Personal Trainer Relative to Physique. Journal of strength and conditioning research.
  • De Lyon, A. T., & Cushion, C. J. (2013). The acquisition and development of fitness trainers' professional knowledge. The Journal of Strength & Conditioning Research, 27(5), 1407-1422.
  • Fradkin, A. J., Zazryn, T. R., & Smoliga, J. M. (2010). Effects of warming-up on physical performance: a systematic review with meta-analysis.  Journal of strength and conditioning research, 24(1), 140-148.
  • Melton, D. I., Dail, T. K., Katula, J. A., & Mustian, K. M. (2010). The current state of personal training: Managers' perspectives. The Journal of Strength & Conditioning Research, 24(11), 3173-3179.

Iván Gonzalo Martínez

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Creador y CEO de Elements System™, Indoor Triathlon™ y Heracles™.

Etiquetas:
0 veces compartido
Post anterior

NutriSport lanza un nuevo sabor de PROTEIN BOOM

Siguiente post

Carlos Barbado, nuevo fichaje de Oss Fitness