El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, contrató a un entrenador personal para que lo ayude a ponerse en forma y perder peso, tras reconocer que estaba «demasiado gordo» cuando contrajo el COVID-19 a principios de este año.

Johnson ha contratado a Harry Jameson, un entrenador que colabora regularmente en un programa de radio de la BBC y en el pasado ha trabajado con celebridades de reality shows. Han sido fotografiados corriendo juntos cerca de Westminster y se dice que Johnson se toma en serio el desafío de perder peso.

En su web personal, Jameson dice que, a través de su consultoría HJ, trabaja con «empresas con visión de futuro para implementar planes de bienestar que aumentan el compromiso, la productividad y la longevidad de las personas».

Johnson, ingresó en cuidados intensivos con COVID-19 en abril y se dijo que estaba gravemente enfermo en ese momento. Desde su visita al hospital, el primer ministro se ha referido repetidamente en su deseo de ponerse en forma.

En julio, Johnson anunció una nueva campaña nacional para «alentar a millones de adultos a poner en marcha su salud» y reducir su riesgo de enfermedades graves, incluido el COVID-19.

La campaña, presentada como parte de la Estrategia de Obesidad del gobierno, alienta a los adultos a introducir cambios que los ayudarán a trabajar hacia un peso más saludable, con un conjunto de herramientas y aplicaciones gratuitas que ayudan a las personas a comer mejor, beber menos alcohol y hacer actividad física.

IM: THE TIME

Etiquetas:
0 veces compartido