Señalética, reserva de citas y fichas de clientes, tres de las medidas que propone BEWE.io para reabrir con éxito los centros de fitness cuando la mascarilla y el gel se quedan cortos.

La limpieza, el gel o la mascarilla no son las únicas medidas necesarias para asegurar el buen funcionamiento de los centros deportivos durante la pandemia. Es importante conocer, planificar y prever las nuevas necesidades apoyándose en sistemas digitales que faciliten la vuelta a la rutina.Contar con un buen software se convierte en una medida clave en centros de fitness que busquen apoyo en sus procesos para facilitar la reapertura.

BEWE.io ofrece funcionalidades adaptadas que permiten actualizar y cumplir con las normativas sanitarias para centrarse al 100% en el cliente.

La compañía líder en servicios de software de gestión especializada en los sectores del bienestar, el fitness y la belleza, analiza y pone a disposición de los centros diferentes funcionalidades para facilitar su vuelta a la nueva normalidad:

1. Usar señalizaciones:

Para dejar claro qué máquinas podrán utilizarse, qué zonas son las correctas para moverse dentro del recinto y a qué distancia se deberán colocar los clientes y trabajadores al entrenar o asistir a una clase dirigida, una buena opción es la producción y utilización de señalética.

2. Programar citas:

Coger cita es una manera más de transmitir tranquilidad y asegurarse de que se cumple con la normativa. No solo es importante estar al día, sino que también es esencial contar con un buen sistema de reservas que permita automatizar los procesos e incluir los múltiples horarios del centro y los máximos de clientes para cada actividad.

3. Registrar información de cada cliente:

Con un buen sistema de fichas de clientes, se podrá recoger información personal de cada uno de ellos y todos los trabajadores del centro podrán conocer los detalles y datos de sus alumnos sin necesidad de que estos les pongan en contexto cada vez que necesiten un cambio de horarios o reportar una incidencia. Del mismo modo, el centro podrá ponerse en contacto con cada cliente de forma personalizada y mucho más simple a través de los datos registrados.

4. Ofrecer opciones no presenciales:

Aunque se apliquen todas las medidas de seguridad necesarias y se transmita tranquilidad a los clientes, es posible que algunos no terminen de animarse y prefieran no acudir a sus centros deportivos. Ofrecer clases online es una muy buena opción de mantener las suscripciones y ofrecer soluciones para que todos puedan continuar con sus rutinas deportivas y se sientan parte de la “familia deportiva” del centro.

Para que esta opción funcione, sin embargo, no basta con grabar o conectarse a una plataforma de videollamadas, es esencial contar con un sistema de clases online en el que confiar al 100% para evitar problemas tecnológicos y de conexión. En la distancia el engagement es más complicado así que resulta importante poder dejar en manos de profesionales los aspectos más técnicos para centrarse en interactuar y conectar al máximo con las personas que se encuentran al otro lado de la pantalla.

La pandemia ha obligado a profesionales de todos los sectores a reinventarse y a buscar alternativas en entornos desconocidos y ha puesto de manifiesto la importancia de la digitalización. Es por ello por lo que contar con un buen software como el que BEWE.io ofrece a sus clientes, se convierte en una medida clave en centros de fitness, ya que permitirá automatizar procesos, llevar un control más exhaustivo y centrarse en lo verdaderamente importante: ofrecer lo mejor del centro a los clientes respetando las normas y cumpliendo con las medidas de seguridad.

Etiquetas:
0 veces compartido
Post anterior

Anytime Fitness incluido en el ranking de las principales franquicias de Entrepreneur

Siguiente post

Novedades 2020