A pesar de la pandemia, de los bloqueos y cierres prolongados de sus gimnasios, siguen confiando en las oportunidades de crecimiento. Creen que las perspectivas pueden incluso ser mejores, teniendo en cuenta que una vez que finalice la pandemia, más personas prestarán atención a su salud y estado físico y se abonarán a un gimnasio.

Los gimnasios BASIC-FIT permanecieron cerrados el 41% del tiempo en un año de desafío

Rene Moos, director ejecutivo de Basic-Fit ha declarado:

2020 fue el año más difícil en la historia de Basic-Fit y la industria del fitness. Comenzamos el año con fuerza, con un número récord de aperturas y incorporaciones de clubes. Esto duró hasta mediados de marzo, cuando nos enfrentamos a la pandemia de COVID-19. Como resultado de las medidas gubernamentales en todos nuestros países, nos vimos obligados a cerrar temporalmente todos nuestros clubes. En el verano, después de la reapertura de nuestros clubes, nuestros miembros encontraron volvieron a entrenar. Hacia finales de 2020, una vez más nos vimos obligados a cerrar temporalmente clubes en Francia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos. Terminamos 2020 con una red total de 905 gimnasios, de los cuales se cerraron 851 .

Aspectos financieros destacados del 2020

Los resultados financieros se vieron gravemente afectados por los cierres de clubes debidos a la COVID-19, ya que disminuyeron a 377 millones de euros, cuando en 2019 su cifra había llegado a los 515 millones de euros. Los clubes se vieron obligados a permanecen cerrados el 41% del tiempo .
El EBITDA subyacente fue de 93,8 millones de euros, cuando en 2019 ascendió a 151,3 millones de euros.

La pérdida neta ha sido de 125,2 millones de euros, mientras en 2019 obtenían unos beneficios de 11 millones de euros.  La pérdida neta subyacente ha sido de 32,9 millones de euros, cuando en 2019 obtuvieron un beneficio de 33,5 millones de euros.

Aspectos destacados de las operaciones del año completo

  • 121 aperturas netas de clubes, aumentando la red a 905 clubes (hasta un 15% interanual)
  • Número total de abonos de 2 millones (2019: 2,22 millones)
  • Más de 33 millones de visitas a clubes después de la primera ola, sin un solo brote documentado de COVID-19 7 millones de entrenamientos completados a través de nuestra aplicación Basic-Fit (2019: 2 millones)

Desarrollos recientes

En febrero de 2021, la compañía consiguió 150 millones de euros de financiación bancaria adicional.

Panorama

Cuando reabran sus clubes y tengan una visión más clara sobre el desarrollo de COVID-19 y los abonos, actualizarán sus expectativas con respecto a las aperturas de clubes para 2021 y 2022.

La pandemia de COVID-19 ha aumentado la atención con respecto a la importancia del estado físico y el deseo de llevar un estilo de vida más activo y saludable. Esta es una apreciación que pudieron comprobar una vez que reabrieron sus clubes en junio y julio, cuando el número de afiliados fue mucho mayor que en el mismo período en 2019. 

BASIC-FIT ofreció a sus socios

1 La información completa conforme a la NIIF 16 sobre los estados financieros consolidados.

2 Ajustado por NIIF 16, la amortización relacionada con PPA, diferencias de valoración del IRS, partidas excepcionales, partidas puntuales y los efectos fiscales relacionados.

Nota: El EBITDA subyacente y el resultado neto subyacente son medidas de rendimiento alternativas 

Un lugar seguro para ejercitarse y trabajar en su forma física mediante la aplicación de estrictos protocolos de higiene. Desde la reapertura de sus clubes en junio, tuvieron más de 33 millones de visitas a sus clubes en 2020, sin un solo brote de COVID-19 documentado.

Un año de COVID-19

En esta sección proporcionan una descripción general del impacto que la pandemia de COVID-19 y las medidas gubernamentales consecutivas, incluidos los cierres forzosos de clubes, tuvieron en Basic-Fit. El primer período de cierres temporales de clubes comenzó a mediados de marzo y duró hasta junio y julio de 2020. El segundo período comenzó en septiembre, con los primeros cierres temporales en Francia, a los que siguieron más cierres de octubre a diciembre en nuestras otras geografías. España fue el único país donde no se vieron obligados a cerrar clubes temporalmente durante la segunda ola de la pandemia.

Cierres temporales de clubes relacionados con COVID-19

En resumen, sus clubes en funcionamiento a principios de 2020 estuvieron cerrados por períodos de entre cuatro y siete meses; en promedio, todos sus clubes estuvieron cerrados durante el 41% del tiempo en 2020. Durante los cierres, no tuvieron afiliados, pero sí sufrieron la pérdida de abonados, lo que resultó en una disminución del 10%. Durante los períodos de cierre,  la mayoría de los abonos se congelaron y cuando los socios habían pagado por períodos mientras los clubes estaban cerrados, se les ofrecía una compensación por ello. Al final, todo esto se sumó a una pérdida de ingresos de más de 200 millones de euros y una pérdida neta reportada de 125 millones de euros.

Tras el cierre de los clubes, tanto al inicio de la primera como de la segunda ola, se centramos rápidamente en la gestión de efectivo y las reducciones de costos, y detuvieron  la construcción y apertura de nuevos clubes . También dejaron de firmar contratos de alquiler para nuevas ubicaciones. Minimizaron las actividades de mantenimiento del club y los reemplazos de equipo, para reducir al mínimo los gastos de capital. Los costos operativos y generales del club se redujeron, ayudados por el apoyo de los diversos programas de ayudas del gobierno, compensando los costos de personal y los propietarios acordaron ofrecer reducciones de alquiler. También contaron con el apoyo de varios socios comerciales que han sido flexibles con las condiciones de pago. Su gasto de efectivo operativo mensual fue de entre 15 y 20 millones de euros en los meses en los que (casi) todos sus clubes en todos los países estuvieron cerrados.

page2image1783008

Para absorber el impacto financiero de los cierres de clubes y mantener la flexibilidad para reactivar su estrategia de crecimiento, aumentaron su financiación bancaria en 100 millones de euros y recaudaron 133 millones de euros en capital en el primer semestre del año. En febrero de 2021, incrementaron su n liquidez disponible en 150 millones de euros por las mismas razones. Debido al impacto de los cierres forzosos de clubes en su EBITDA, también solicitaron una exención del convenio para la prueba semestral de los índices de cobertura de intereses y apalancamiento al final del año 2020 y junio de 2021, mientras que la prueba del índice de apalancamiento al final del año 2021 se relajó.

En el momento de la publicación, los clubes en España y Luxemburgo están abiertos, mientras que los de los Países Bajos, Bélgica y Francia permanecen cerrados. Con el progreso logrado con los programas de vacunación, la temporada de gripe llegando a su fin y la disminución del apoyo a las medidas gubernamentales, la Compañía mantiene la esperanza de poder comenzar a reabrir los clubes en los próximos meses.

Creen que la industria del fitness puede tener una contribución positiva en la lucha contra el COVID-19. Al ofrecer un entorno de entrenamiento seguro, permiten que las personas trabajen en su estado físico y fortalezcan su sistema inmunológico. Después de la primera ola de COVID-19, introdujeron una serie de medidas para asegurarse de que sus socios puedan hacer ejercicio y sus empleados puedan trabajar en un entorno seguro. Entre otros, aumentaron los protocolos de limpieza de alto nivel y ofrecen una amplia disponibilidad de estaciones de limpieza en el club para que las personas puedan limpiar su equipo antes y después de su entrenamiento. Además, han optimizado la ventilación en los clubes para asegurarse de que haya recirculación de aire y una entrada amplia de aire fresco. Con un sistema de reservas en línea, pueden gestionar el flujo de personas a los clubes y el número de personas en un momento dado. Esto, en combinación con una señalización clara en el club, asegura que se puede mantener el distanciamiento social.

Un estudio publicado en diciembre de 2020 por EuropeActive y realizado por las universidades Sheffield Hallam y Rey Juan Carlos concluyó que los gimnasios, durante la pandemia son un entorno seguro. El informe utilizó datos de todo el sector de la salud y el fitness en Europa y exploró los casos de COVID-19 en comparación con el número de visitas durante un período de 6 meses y encontró que la tasa de incidencia de casos positivos de COVID-19 fue de solo 1,12 casos. por 100.000 visitas. El estudio se basó en una muestra total de 115 millones de visitas en 14 países europeos. Los datos sugieren que los gimnasios (donde existen medidas estándar de la industria) brindan espacios públicos seguros para hacer ejercicio.

Etiquetas:
0 veces compartido