Desde ADECAFF consideran que “Se trata de una muy buena noticia para la estabilidad de las empresas y los puestos de trabajo, así como para el servicio que ofrecemos a nuestros clientes. De nuevo respiramos pero pedimos que se tomen medidas ya, porque la escasez de agua no ha desaparecido y no queremos volver a ver nuestra manera de vivir amenazada de nuevo por decisiones improvisadas. Esto es una gran noticia para todos, pero no es el final del problema”.

El conseller de Acción Climática, David Mascort, ha comunicado en una rueda de prensa hoy, 7 de mayo, que el aumento de las reservas permite la modificación del estado de emergencia al de excepconalidad.  La previsión es que la medida sea efectiva el próximo lunes, una vez se publique en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya. Mascort ha declarado que las restricciones en cuanto a las piscinas serán consistentes con las implementadas el año pasado. Por ejemplo, las piscinas de uso público podrán abrir sin necesidad de ser designadas como “refugios climáticos” y se permitirá su llenado. Asimismo, las piscinas de uso privado en complejos turísticos, centros deportivos o comunales podrán rellenarse siempre y cuando cuenten con un sistema de recirculación de agua y utilicen la cantidad necesaria para asegurar la calidad sanitaria.

A cinco días de las elecciones del 12M, la Generalitat ha comunicado el levantamiento de del estado de emergencia por sequía, pasando al de excepcionalidad. Actualmente el nivel de reservas se sitúa en el 24,8%, con 154 hm3, con una tendencia creciente por las lluvias y el deshielo. En marzo, el nivel de reservas era del 15%. La flexibilización de medidas repercute en 6 millones de personas de 14 comarcas.

Medidas de excepcionalidad

La situación de excepcionalidad permite disponer de una dotación de agua por habitante y día de 230 litros (en la situación de emergencia era de 200 litros). Además, en los ríos se vuelve a pasar de caudales de emergencia mínimos a caudales ambientales, asegurando así mejor la biodiversidad de las masas de agua.

Reducciones:

  • Dotación de riego agrícola: 40% o la sustitución de parte de los caudales por aguas regeneradas (en emergencia era del 80%).
  • Industria: 15% de los consumos de agua (en emergencia era del 25%).
  • Usos recreativos: 15% en usos asimilables a urbanos y 50% en riego.
  • Usos ganaderos: 30% (en emergencia era del 50%).
  • Posibilidad de flexibilizar estas reducciones presentando un Plan de ahorro de agua en la ACA.

Prohibiciones:

  • Riego de jardines y zonas verdes de carácter público o privado (excepto el riego de supervivencia de árboles o plantas que se hará gota oa gota o en regadera).
  • Se admite el riego municipal con aguas freáticas si no supone una reducción de la disponibilidad de agua para el abastecimiento domiciliario.
  • Queda prohibido el riego de césped en todos los casos, excepto en superficies destinadas a práctica federada de deporte, o aquel riego que se haga reutilizando aguas de lluvia recogidas de los tejados o bien agua regenerada de las depuradoras.
  • Se prohíbe la limpieza de calles, alcantarillado, pavimentos, fachadas o edificios con agua potable.
  • Los vehículos sólo se pueden limpiar en establecimientos autorizados.

Piscinas

  • No se permite en ningún caso el llenado de piscinas privadas de uso individual o unifamiliar.
  • Tampoco se pueden llenar ni rellenar aquellas piscinas sin sistemas de recirculación de agua.
  • Con sistema de recirculación, se pueden llenar en las cantidades mínimas indispensables para garantizar su calidad sanitaria las piscinas de uso público y las piscinas de uso privado de comunidades de propietarios, agroturismo, colegios mayores y similares. También las piscinas de uso terapéutico ubicadas en hospitales y centros de educación especial.
  • Se permite el llenado y rellenado de las piscinas unifamiliares destinadas al baño de personas con una evaluación del grado de discapacidad en el que consta que sufren alteraciones de la conducta.
  • En los centros educativos, se permite el llenado completo o parcial de piscinas desmontables de capacidad inferior a 500 litros para el baño de niños.

Estas limitaciones no se aplican a las piscinas de agua de mar que se llenen y se vacíen sin conexión a las redes de abastecimiento y saneamiento públicas.

Etiquetas:
0 veces compartido