El viernes pasado, la Comunidad de Madrid anunció la nueva licitación para la construcción del gimnasio del CEIPSO la Luna de Rivas. El plazo para que las empresas interesadas presenten sus ofertas finaliza el 23 de mayo. Se estima que el contrato tendrá una duración de 6 meses, lo que significa que el gimnasio no estará terminado, como mínimo, hasta principios de 2025.

La solución propuesta para la construcción es un edificio de una sola planta compuesto por dos rectángulos adyacentes con usos diferenciados. El primero, el más grande, tiene dimensiones de 30,70 metros de largo y 17,20 metros de ancho, con una altura mínima de 5,56 metros, y estará destinado a la pista polideportiva. El segundo rectángulo, unido a la pista, albergará los vestuarios, el almacén, una oficina y el cuarto de instalaciones. El acceso peatonal al edificio de vestuarios del gimnasio estará ubicado en la cara sur de la instalación, conectándose con las aulas mediante aceras con rampas.

El edificio estará equipado con un sistema centralizado e inteligente para la producción de calor y frío, utilizando sistemas de VRV (aire acondicionado central de tipo multisplit) y aerotermia, con el fin de aprovechar de manera eficiente los recursos y reducir la factura energética. Además, según la normativa de construcción de centros educativos en la región, la pista polideportiva contará con luz natural gracias a las ventanas ubicadas en la parte superior.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid exigía a la Comunidad de Madrid una compensación de 1,8 millones de euros por las mejoras realizadas en las obras del CEIPSO La Luna, que no estaban previstas en el proyecto original. Estas mejoras incluían la construcción de una cocina en el colegio, que inicialmente no estaba planeada, y un estacionamiento público cercano, que fueron agregados como mejoras por parte de la empresa contratista durante el proceso de licitación. Sin embargo, en una sentencia de finales de octubre pasado, el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 11 de Madrid falló a favor del Gobierno regional, argumentando que la deuda reclamada por el Ayuntamiento de Rivas por estas mejoras no era exigible, ya que no estaban contempladas en el proyecto original.

El Gobierno regional impugnó esta compensación de deuda en los tribunales, argumentando que las obras debían ajustarse al proyecto aprobado previamente. El juez respaldó a la Comunidad, afirmando que esta deuda no podía ser compensada por las mejoras realizadas por el Ayuntamiento, ya que no estaban incluidas en el proyecto inicial.

Fuentes municipales explican que el Ayuntamiento de Rivas asumió la construcción del CEIPSO La Luna debido a los retrasos de la Comunidad de Madrid, ya que el centro era una necesidad educativa urgente. Tras firmar el convenio con la Consejería de Educación, se incluyeron mejoras propuestas por la comunidad educativa, como la construcción de la cocina y el estacionamiento, para mejorar las condiciones del colegio y evitar la externalización de servicios como el catering. Desde el Ayuntamiento aseguran que estas mejoras no superaron el presupuesto acordado en el convenio, y reiteran su compromiso de proporcionar los servicios esenciales para la comunidad educativa.

Fuente: diarioderivas.es

Etiquetas:
0 veces compartido