A raíz de los fuertes retos y cambios que han surgido en el mundo de la actividad física, la startup VIPfitter lanza, por tercer año consecutivo, la encuesta “El Entrenamiento Personal en la era post COVID”, con la que buscan estudiar los cambios vividos por los profesionales del entrenamiento personal en nuestro país a causa de la pandemia. El principal propósito de esta encuesta es visualizar el escenario actual del entrenamiento personal y anticipar la tendencia futura tras el Covid-19 en lo referente a las nuevas tecnologías.

La pandemia ha dejado clara la importancia del deporte para mejorar nuestra salud, e incluso ayudarnos a esquivar algunos de los peores efectos de la enfermedad. El entrenamiento personal y la tecnología formarán un equipo imprescindible en lo que aparenta ser un futuro no tan lejano.

En los últimos años, debido a factores como el cambio de hábitos en los usuarios y la creciente innovación tecnológica, entender la situación en la que se encuentran los entrenadores personales y cuáles serán las necesidades del sector se ha convertido en una pieza clave para lograr reducir la incertidumbre en su negocio e implementar estrategias para posibles escenarios futuros.

Este año los elementos fundamentales para la realización del estudio se centran en el análisis del estado de los servicios de entrenamiento personal, los retos a los que se han enfrentado, la situación individual respecto a los ingresos y el análisis del impacto del coronavirus en su forma de trabajar. 

“Durante este periodo, los entrenadores se han dado cuenta de que necesitan ayuda para poder digitalizarse. Antes era un tema tabú y no despertaba demasiado interés, pero actualmente la mayoría de los profesionales busca cómo hacerlo de la forma más rápida, secilla y barata posible, de forma que puedan sumarse a la ola del online y no quedarse atrás respecto a su competencia. 

La digitalización del entrenamiento personal ha ido tomando fuerza, y esta encuesta ayudará al sector a comprender mejor la problemática que surge entre los entrenadores personales a la hora de utilizar la tecnología, de forma que en el corto plazo consigan aumentar los ingresos de su negocio.” asegura Joel Matienzo, CEO y fundador de VIPfitter. 

Gracias a los resultados analizados de la encuesta del pasado 2021, pudimos ver cómo que más del 70% de los entrenadores vieron reducidos sus ingresos por la pandemia, en contraste al pequeño porcentaje que han logrado aumentarlos, sólo el 16%. Con este nuevo estudio, podremos analizar el impacto que tuvo la fase de reapertura vivida durante el pasado año en aquellos que ya habían visto de cerca cómo la pandemia se llevaba un alto porcentaje de su facturación.

Los interesados en responder a la encuesta pueden hacerlo a través de este enlace: 

Etiquetas:
0 veces compartido