Sus centros deportivos han conseguido reducir su huella de carbono y cuentan con medidas más ecológicas. Grupo BeOne Serviocio ha reforzado su compromiso con la eficiencia energética y sostenibilidad en sus instalaciones. Una filosofía que la compañía aplica tanto en sus procesos internos como en los servicios que ofrece a sus clientes. 

Los centros deportivos BeOne y Serviocio, 38 en el conjunto de España, han consumido, en el pasado 2021, 7.194.829 kilovatios hora de energía eléctrica renovable. Esto implica el cien por cien de su consumo eléctrico y ha supuesto evitar la emisión de 3.295.232 kilogramos de CO2 y otros gases contaminantes contribuyendo así a la reducción de la huella de carbono de las empresas del Grupo. 

BeOne Serviocio lleva años aplicando diferentes medidas sostenibles dentro de su política verde. Además del consumo energético de renovables, en sus centros deportivos se reciclan la gran mayoría de materiales, se utilizan las aguas de lluvia para riego y cisternas, cuentan con grifos y duchas con reductores de caudal, muchas de sus piscinas ya disponen de desinfección por luz ultravioleta para reducir el uso de productos químicos sin impacto ambiental, también con recuperadores de calor en las climatizadoras o válvulas termostáticas para las duchas. Además, sus centros funcionan con iluminación LED temporizada y detectores de presencia de infrarrojos en diferentes espacios para el ahorro de energía. 

El objetivo del Grupo gallego es llegar, en todos sus procesos, al consumo cien por cien de energías renovables y continuar aplicando nuevas medidas que les permitan ser aún más sostenibles. BeOne quiere no solo cuidar la salud de sus usuarios, sino también la del planeta. 

Etiquetas:
0 veces compartido