La promotora de un Club deportivo en el antiguo convento de las Madres Dominicas en Kurkudi presentó al Ayuntamiento de Leioa, el pasado 20 de junio, un documento y dos imágenes como avance del futuro proyecto, pendiente de su aprobación definitiva de la Modificación del PGOU. Leioa prevé contar con 15.400 metros cuadrados de terreno público en ‘las dominicas’.

En las imágenes, procedentes del Estudio de Integración Paisajística, se puede apreciar el impacto previsto del futuro proyecto en esta zona del monte Kurkudi “con una escasa incidencia en la alteración del paisaje” integrado en su entorno y cuya visualización pretende acercar a la ciudadanía a su resultado final.

El proyecto contempla, además la recuperación del edificio del convento, en desuso desde hace más de una década y en mal estado de conservación, el desarrollo de las propias instalaciones deportivas. La propuesta cuenta desde febrero con el informe favorable de la Comisión de Ordenación del Territorio del País Vasco (COTPV).

La promotora se ha mostrado dispuesta a ampliar la cesión que debe hacer al Ayuntamiento, pasando de 5.400m2 a 15.400 m2, pudiendo así ampliar la zona verde y el espacio público, y poder continuar así con el espacio dedicado a robledal y otras especies autóctonas en la franja sur de la parcela.

El centro tendrá una edificabilidad de 12.000m2 distribuidos en dos zonas. Por un lado, en las que se aprovecharán las zonas aptas del propio monasterio –la iglesia y las dependencias de las monjas que vivían allí–, que ya dispone de 6.000 metros cuadrados, y por otro lado, se levantará un nuevo edificio de dos plantas, donde se ubicarán las salas y las actividades de fitness, como spinning, zumba, gap o yoga, entre otros. Según indican “El impacto paisajístico, será escaso, puesto que el proyecto se ha trazado pensando en el entorno natural”.

Vecinos de Leioa acudirán a los tribunales por proyectar un gimnasio en el convento

“Estamos convencidos de que tenemos que seguir reivindicando la protección del suelo natural». SOS Kurkudi, plataforma que reúne a tres asociaciones vecinales de Leioa -Artatzagana, San Bartolomé y la cultural, Auzotarrok- no cesa en su intención de continuar luchando por el mantenimiento de la ladera del monte Kurkudi, donde se prevé construir un gimnasio en el antiguo convento de las Dominicas. “Se trata de un tema de interés general que no puede pasar desapercibido. Nuestra misión tiene que ser la de trasladar a los residentes las consecuencias que puede tener el proyecto para todos los barrios del municipio”, remarca Alberto Santo Tomás, portavoz de la organización. De hecho acudirán a la vía judicial en caso de que el plan siga su cauce. “Ya estamos en contacto con abogados”. Y es que tal y como defienden, la construcción de un complejo deportivo, en el que no solo se reformaría el actual edificio, sino que también se aumentaría la edificabilidad hacia los jardines, es algo que va “en contra del sentido común”, teniendo en cuenta que “la zona está catalogada como protegida por su alto valor natural y paisajístico”.

Análisis de accesibilidad

La plataforma manifiesta el impacto “paisajístico, acústico, sonoro y de tráfico” que tendría la remodelación de los suelos, al establecer que para ir al centro “es necesario el vehículo privado, dado que no hay otro transporte”. Por ello, las alternativas para calmar el exceso de coches se convierten en un asunto prioritario. Más aún, cuando desde la Diputación de Bizkaia han subrayado la necesidad de “adjuntar un análisis que justifique que el sistema de accesibilidad previsto es válido”, al examinar que “la entrada al convento se realiza desde la rotonda del centro comercial Artea, donde un estudio indicó que el sistema viario foral se encontraba cercano a su límite admisible”. Y es que el informe de movilidad elaborado por la promotora establece que la puesta en marcha de esta iniciativa “provocaría un importante aumento de circulación en los barrios de Artatza, Tellería y Artea.

Etiquetas:
0 veces compartido