El Consejo de Gobierno ha aprobado el Plan Andaluz de Prescripción de Ejercicio Físico “Andalucía en forma”, que se extenderá durante el período comprendido entre los años 2023 a 2030 y cuya implantación será asumida por las consejerías de Salud y Consumo y de Turismo, Cultura y Deporte, el cual persigue fomentar el desarrollo de un plan que mejore la eficacia, accesibilidad e interacción de los sistemas deportivos y de salud.

Su objetivo es fomentar el desarrollo e implementación de un plan que mejore la accesibilidad, interacción y eficacia de los sistemas deportivos y de salud, intensifique la formación dirigida a profesionales involucrados e identifique un sistema de coordinación y seguimiento que haga fácil la incorporación de la recomendación de actividad física y la prescripción de ejercicio físico entre la población andaluza.

Este plan dará respuesta a la evidencia científica de la relación entre actividad física y salud y se llevará a cabo de forma intersectorial coordinada, colaborativa y sistematizada, implicando a las consejerías en materia de sanidad y deporte, a sus entidades instrumentales, a las universidades públicas andaluzas y a las entidades locales que deberán desarrollar sus propios planes de prescripción de ejercicio en función de las directrices que marca el plan estratégico.

El documento se articula en torno a cinco ejes o líneas estratégicas, siendo la primera la prescripción, derivación y coordinación; la segunda, el registro, el seguimiento y la evaluación; y la tercera, la investigación, la innovación y la formación. Además, se tratará la difusión y la sensibilización en una cuarta línea y, por último, el Plan de Digitalización en la quinta.

Este plan tiene como meta facilitar a las personas el acceso a servicios deportivos derivados desde los servicios sanitarios a través de un sistema planificado y articulado integrado por un proceso de trabajo bien delimitado. Con ello, se pretende lograr una estrategia complementaria entre los ámbitos sanitario y deportivo con actividades que promuevan entornos y políticas que faciliten el acceso a un sistema de prescripción, derivación y seguimiento y, en definitiva, a opciones saludables que sirvan para mejorar el bienestar de las personas. Estas premisas son el objetivo último del plan, contribuyendo a que la población andaluza realice actividad física de modo habitual en función de su situación y de sus necesidades.

Etiquetas:
0 veces compartido