La crisis generada por el COVID-19 está afectando a la mayoría de españoles. Empresarios que han tenido que paralizar sus negocios, autónomos que no pueden trabajar, empleados preocupados por sus puestos… Uno de los sectores más afectados es el del fitness, que ha visto como sus gimnasios han tenido que cerrar. Ante esta situación, Pedro Sánchez ha anunciado una serie de medidas para paliar las consecuencias del coronavirus en empresas y empleados.

En este sentido, el Gobierno va a movilizar un total de 200.000 millones de euros,  aproximadamente el 20% del PIB español, para amortiguar el impacto de esta crisis. El sector público aportará 117.000 millones y el restante se complementará con movilización de recursos privados.

En esta situación extraordinaria, el Presidente también ha anunciado una línea de avales públicos de hasta 100.000 millones de euros para dar liquidez a las empresas que lo necesiten. «Será la mayor movilización de recursos de la historia democrática de España», ha asegurado Sánchez.

Por otra parte, el Gobierno ha optado por eximir del pago de cotizaciones a las empresas que hagan ERTEs, en lugar de poner en marcha aplazamientos en el pago de cotizaciones de manera generalizada. Esta es una medida por la que han optado diversas compañías del sector del fitness, como GO Fit, BeOne y DiR.

Sánchez ha explicado que, ante esta situación, todos los expedientes de regulación de empleo temporal se considerarán realizados por fuerza mayor y todos los trabajadores afectados tendrán derecho a cobrar el paro, aunque no cumplan con el periodo de cotización mínimo exigido para ello. Además, ese tiempo consumido de paro no contará como gastado.

Además, el Real Decreto-Ley matiza que las empresas que realicen un ERTE por el COVID-19podrán acceder a una exoneración de las cuotas a la Seguridad Social correspondientes a las de los empleados afectados por dichos expedientes, y se aplicará tanto a los trabajadores con suspensión del contrato, como aquellos que vean reducida su jornada.

Con estas medidas, el Gobierno trata de paliar los efectos de la crisis del COVID-19 en la economía española. Es una primera línea de actuación, ya que el Ministerio de Economía está preparando una segunda intervención que se activará cuando los contagios por el coronavirus estén más controlados.

Etiquetas:
0 veces compartido