Gestión deportiva
Sección: SEGURIDAD EN CENTROS DEPORTIVOS

“Puesta en valor” de la seguridad en gimnasios, piscinas y centros deportivos

La seguridad, como se expuso en el artículo publicado anteriormente: “La seguridad en el ámbito deportivo, un valor en alza”, es una necesidad, un derecho, una obligación y una responsabilidad de tenerla y… por no tenerla.

Si hay que implantarla obligatoriamente, ya que recordemos, existe una responsabilidad legal por no hacerlo, eso supone un gasto económico, que en aplicación de una buena gestión, debiera tratarse de convertirlo en una inversión, o al menos en buscar un retorno del mismo.

¿Cómo?

Convirtiendo el cumplimiento de una obligación en una oportunidad de mejora de negocio, mediante la “puesta” en valor” de la seguridad para:

  • El cliente o usuario del gimnasio, piscina o centro deportivo.

Y al mismo tiempo, para…

  • La propia empresa o entidad, propietaria o gestora, del gimnasio, piscina o centro deportivo, 

¿Qué estrategias utilizar en el caso del cliente o usuario?

  1. Llamar su atención a cerca de los beneficios y utilidad que le aporta la seguridad,
  2. Asociar la seguridad con la calidad del servicio. 
  3. Acreditar que se dispone de seguridad.

¿Qué procedimientos emplear en el caso del cliente o usuario?

1. Para que el cliente o usuario valore los beneficios y la utilidad que le aporta la seguridad, debe conocer los riesgos de los cuales está protegido.

(Informar que se dispone de protección contra determinados riesgos, no tiene que suponer una alarma de que puedan manifestarse, sino una garantía de que no se manifestarán).

Los riesgos cuyas tres causas principales son:

  • Antrópicas (originadas por la acción humana).
  • Tecnológicas (originadas por incendios, explosiones de gas, etc.)
  • Naturales (originadas por acciones adversas de la Naturaleza).

Ya fueron expuestos en el artículo citado anteriormente.

2. Para que el cliente o usuario asocie la seguridad con la calidad, hay que hacerle llegar una idea clara, la calidad de la prestación de un servicio tiene que incluir las condiciones seguras con las que se presta el mismo.

Dichas condiciones seguras deben comprender: 

  • Protección (prevención y reacción) contra los riesgos.
  • Preservación de los derechos personales, en el doble aspecto de:
  • – Aplicación por parte del gimnasio, piscina o centro deportivo.
    – Ejercitación por parte del cliente o usuario cuando este lo considere necesario

3.Para acreditar que se dispone de seguridad, hay que contar con las certificaciones, auditorias e informes técnicos independientes y acreditaciones que sean necesarios.

En este sentido es conveniente una evaluación de las condiciones seguras de cada gimnasio, piscina o centro deportivo, desde la triple perspectiva de:

  1. Qué condiciones seguras hay que tener respecto a las diferentes materias obligatorias.
  2. Qué condiciones seguras se tienen.
  3. Qué condiciones seguras faltan por tener.

Obviamente en el caso de que las condiciones seguras que faltan por tener fueran cero, se estaría en una situación óptima.

La idea general del este artículo es: 

“Si una empresa o entidad tiene que cumplir una obligación, tratar si es posible, que dicho cumplimiento sea una oportunidad de mejora de negocio”.

¿Qué estrategias utilizar en el caso de la empresa o entidad?

  1. Como se ha expuesto al comienzo del presente artículo: Convertir el cumplimiento de una obligación en una oportunidad de mejora de negocio. 
  2. Optimizar la aportación de la seguridad para el desarrollo de la empresa o entidad. 
  3. Hacer un balance entre costes de tener seguridad y las pérdidas que podría ocasionar carecer de ella o tenerla de forma insuficiente o inadecuada.

¿Qué procedimientos emplear en el caso de la empresa o entidad?

1. Para convertir el cumplimiento de una obligación en una oportunidad de mejora de negocio, utilizar la seguridad como un factor diferencial con respecto a la competencia o a los otros establecimientos o instalaciones similares, trasladando al cliente o usuario mensajes como:

  • “En este gimnasio, piscina o centro deportivo, velamos por su seguridad como parte esencial de nuestra calidad de servicio”
  • “Queremos que la seguridad de este gimnasio, piscina o centro deportivo sea un motivo de confianza en nosotros”.
  • “Cuando se encuentre en este gimnasio, piscina o centro deportivo, queremos que estén y se sientan seguros”.

2. Para optimizar la aportación de la seguridad en el desarrollo de la empresa o entidad, conviene considerar que dicho desarrollo puede conseguirse mediante la aplicación de lo que favorece o evitando lo que dificulta o entorpece.

La aportación de la seguridad es evitar lo puede dificultar o entorpecer el desarrollo de la entidad o empresa.

Por ejemplo: 

¿De que valdría la captación o fidelización de clientes o usuarios si se produce una brecha de seguridad de sus datos personales, y de acuerdo con la legislación actual (Art. 34 RGPD) hay que comunicar en determinados casos a los propios clientes o usuarios que sus datos, incluso posiblemente los bancarios, se encuentran en manos de ciberdelincuentes?

Sólo las medidas de seguridad obligatoria, en el caso del ejemplo expuesto en materia de protección de datos y garantía de los derechos digitales, que sin duda generará un coste económico, puede evitar los daños que supondría sufrir un ciberataque que pusiera en riesgo la fiabilidad y la confianza en la entidad por parte de las personas afectadas.

Igualmente pasaría con el resto de los riesgos considerados, como por ejemplo la intromisión en el honor la intimidad y la propia imagen de algún cliente o usuario.

3.Para hacer un balance entre los costes de tener seguridad y las pérdidas que podría ocasionar carecer de ella o tenerla de forma insuficiente o inadecuada, es necesario considerar las causas de daño que podrían generar pérdidas, no solo económicas.

  • Sanción por infracciones en el cumplimiento de las medidas de seguridad obligatoria, puestas de manifiesto a causa o con motivo de: inspección, denuncia o reclamación.
  • Indemnización por daños en caso de accidentes o incidentes por imprevisión, negligencia o morosidad en el cumplimiento de las medidas obligatorias de seguridad.
  • Encarecimiento de lo póliza de seguros por aumento del riesgo de daños. 
  • Dificultades en el cobro de la póliza de responsabilidad civil, accidente, incendio, robo, etc., al observar la aseguradora algún incumplimiento de contrato respecto a la aplicación de las medidas de seguridad obligatorias.
  • Pérdidas de clientes por paralización de la actividad debido a un incendio, un ahogamiento u otra circunstancia adversa.
  • Responsabilidades penales.
  • Daños reputacionales.
  • Inhabilitaciones. 
  • Etc. 

CONCLUSION:

La idea general del este artículo es: 

“Si una empresa o entidad tiene que cumplir una obligación, tratar si es posible, que dicho cumplimiento sea una oportunidad de mejora de negocio”.

En el caso de la seguridad, esa oportunidad se da en los gimnasios, piscinas y centros deportivos.

Confiamos en que este artículo pueda contribuir a ello.

José Luís Gómez Calvo

José Luis Gómez Calvo

Experto en seguridad en el ámbito deportivo.

Etiquetas:
0 veces compartido