La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) reclama a la Administración la toma de medidas inmediatas ante la subida de los precios del gas y la electricidad. La patronal desea visibilizar el impacto que esta escalada de precios está suponiendo para los operadores del sector, que han llegado a triplicar su gasto en estas partidas, algo insostenible para un sector que se ha visto seriamente dañado por las consecuencias de la pandemia. 

Así, el gasto en estos suministros está suponiendo de media el 30% del presupuesto de muchos gimnasios, un coste solo superado por el gasto en personal y que ya ha superado incluso la partida destinada al alquiler de instalaciones.

“Las consecuencias de la subida del precio del gas y la electricidad están sido devastadoras para el sector. Desde el inicio de la pandemia, hace ya dos años, con el cierre de la actividad primero y las restricciones posteriores que hemos sufrido, no hemos logrado recuperar las cifras de facturación previas a la pandemia en ningún momento. Si a esto le sumamos una factura energética del todo insostenible, hace que la situación sea realmente complicada”, explica Alberto García Chápuli, gerente de FNEID.

“Nos estamos planteando alternativas como la compra agregada de energía, pero nos estamos encontrando con la dificultad de que las compañías en este momento no quieren compromisos a medio plazo”, continúa García Chápuli.

Esta subida de los costes está llevando a que numerosos centros se planteen cerrar sus piscinas, dado el cuantioso gasto de gas que supone mantener el agua caliente, así como a no abrir en determinados periodos de menor afluencia de usuarios para evitar tener conectadas a la red eléctrica las máquinas que se emplean para hacer ejercicio. Una serie de medidas que harán peligrar, de nuevo, uno de los mejores trimestres para el sector.

La reivindicación de medidas concretas que ayuden a paliar las consecuencias del aumento del coste de los suministros, se suma a la demanda histórica, todavía sin solucionar, de la bajada del IVA a los servicios deportivos prestados a personas físicas, que ahora cobra especial relevancia. Por ello, desde la patronal, quieren volver a poner el foco en que es necesario que este impuesto “salga del tipo máximo del 21% y esté acorde al servicio de promoción de la salud que prestan los centros e instalaciones deportivas”, concluye García Chápuli.

Acerca de FNEID

La FNEID es la asociación empresarial de ámbito nacional que representa a las empresas y empresarios del sector de instalaciones deportivas y gimnasios cuya actividad económica tiene por objeto la oferta y la prestación de servicios relacionados con el ejercicio físico y la salud, el ocio deportivo y la práctica física deportiva. FNEID lleva más de 20 años representando al sector de las instalaciones deportivas, la industria del Fitness y los servicios deportivos vinculados a la salud. Constituida en 1997, FNEID trabaja para promover una vida activa y luchar contra el sedentarismo y la obesidad, especialmente la que afecta a los menores y jóvenes. 

Etiquetas:
0 veces compartido