Aunque existen estadísticas de distintas fuentes que ofrecen datos desiguales, parece existir un consenso en que la ratio de penetración del fitness en España aún tiene un enorme margen de crecimiento ¿Están los gimnasios enfocados en llegar a ese público sedentario o se están disputando el mercado de los que ya son amantes del fitness?

El consultor internacional de negocios fitness Chano Jiménez nos brinda su visión del mercado del fitness actual y futuro.

¿Cuáles son los aspectos más destacables del mercado del fitness en España en este momento?

Es público y notorio que la demanda y la oferta de servicios deportivos no para de crecer y buena muestra de ello son los muchos nuevos emprendimientos del sector que atendemos con nuestros servicios de planes de negocio. No obstante, gran parte de ese crecimiento está viniendo del segmento adolescente, para lo bueno (incremento de mercado y potencial de clientes futuros) y para lo malo (clientes maduros incómodos).

Esta cuestión no es baladí, porque los operadores que quieran mantener la convivencia de ambos segmentos de mercado deben velar por evitar las deserciones de sus mejores clientes. En ese sentido, veo una oportunidad mucho más interesante, y de mayor recorrido, en la evolución de la pirámide poblacional y las crecientes necesidades del público veterano. De hecho, es ahí donde está gran parte de ese más de un 80% de españoles que no frecuentan el gimnasio.

Paralelo con este fenómeno, se está produciendo un interesante incremento de conciencia de la relación ejercicio y salud, que se va a ver muy promovida por la implantación de la receta deportiva en la mayoría de las comunidades autónomas.

Como fenómeno del momento actual, también cabe reseñar el rápido y agresivo crecimiento de las cadenas low cost, a veces con nuevas aperturas y en otras ocasiones con fusiones y absorciones. Lo cierto es que, aunque en instalaciones deportivas la oferta incide positivamente en la demanda, en momentos puntuales se pueden producir saturaciones de competidores en ciertas áreas locales, que tendrán funestas consecuencias para algunos de ellos. Como diría celia Cruz, no hay cama pa´tanta gente…

Y, de cara al futuro ¿Cuáles son las previsiones y cuál es la visión de Chano Jiménez?

Hacer previsiones es arriesgado, porque los entornos son cada vez más volátiles, como se ha visto con la pandemia o las guerras vigentes, aunque la clase empresarial está mostrando un vigor y resiliencia digno de elogio. Por otro lado, el futuro, en gran medida, lo van a forjar las decisiones y acciones de los líderes de la industria y el campo de la actividad física.

En ese sentido, sí tengo una visión muy clara de lo que quiero que ocurra en nuestra sociedad. Mi visión es

una población cada vez más culta, más concienciada con lograr y preservar la salud general, que entienda lo determinante que es el ejercicio físico y que este debe acometerse bajo los preceptos de la ciencia. Y que, para que sea así, los expertos en ciencias de la actividad física tienen un papel primordial. 

¿Cuáles son los obstáculos para que esa visión se convierta en realidad?

Personalmente, entiendo el afán de lucro en la industria del fitness, pero tratándose de un campo intrínsecamente ligado a la salud (no olvidemos que el ejercicio, como la alimentación, puede ser muy bueno o muy malo, según se ejecute) conlleva una responsabilidad por parte de las empresas que ganan dinero con el fitness.

Conectando con los referidos obstáculos, una concepción del fitness como simple ocio o una falta de conciencia respecto a la importancia de las ciencias de la actividad física, han llevado a muchos operadores a modelos de negocio basados en la masificación a bajo coste, carente de personalización y sin contemplaciones respecto a la salubridad. El problema, no es solo la salud de los usuarios, sino que se propaga la idea de que lo bueno es entrenar, aunque sea de cualquier manera y cuanto más barato mejor.

No defiendo una concepción “talibán” de que el único ejercicio válido es el ejercicio prescrito diariamente por un entrenador personal, de determinada cualificación (aunque esa sea una opción fabulosa para un segmento premium, como han descubierto en la cadena norteamericana Equinox), entre otras razones, porque convertiría el gimnasio en un bien solo apto para los más pudientes. Pero, apelando a la responsabilidad que señalaba, sí considero que hay que ofrecer unas garantías mínimas de seguridad y “bien hacer” a los clientes.

¿Es esto, realmente, viable, para la industria del fitness?

Por supuesto y, de hecho, no es tan complicado:

  • En primer lugar, debería ser obligatorio pasar un test de salud tipo PAR- Q antes de iniciar cualquier práctica deportiva en un gimnasio (el tiempo y coste es ínfimo y ahorra muchísimos problemas).
  • En segundo lugar, antes de la inscripción hay que averiguar el nivel de expertise del cliente en entrenamiento (algo que se resuelve con muy pocas preguntas) y, en función de este, poder recomendarle un itinerario u otro. En este sentido, puede haber clientes que entrenen de forma 100% autónoma o clientes que precisen distintos niveles de asesoramiento/seguimiento.
  • En tercer lugar, al menos por parte de los operadores con opciones estratégicas más basadas en ofrecer valor que precios bajos, debería existir una oferta de servicios que pudiese satisfacer las mencionadas necesidades de atención personalizada. Para ello, existen numerosas fórmulas que van desde un fuerte apoyo en la tecnología acompañado de pocas interacciones con el entrenador a opciones con una implicación mucho mayor, porque los objetivos o ciertas características del cliente lo hagan recomendable.

¿Cómo impulsa la Consultoría de Chano Jiménez esa visión?

Con nuestros formatos de consultoría podemos ayudar a los operadores con opciones que pueden ser bastante globales, por su carácter estratégico y que incluyen planificación y apoyo en la ejecución de hojas de ruta muy concretas, como asesoramientos en áreas más específicas de negocio (como la optimización de sus sistema comercial o la automatización de procesos para lograr reducciones de costes y mejora de la eficiencia operativa). Igualmente, también ofrecemos opciones de outsourcing de funciones como el marketing.

En cualquier caso, gracias a nuestra experiencia liderando la innovación en fitness marketing desde 1989, aportamos mucho valor en aspectos muy concretos como son:

  • Lograr configuraciones de servicios/precios mucho más rentables.
  • Desarrollar sistemas comerciales específicos, de alta conversión en altas de clientes.
  • Redefinir los embudos de marketing para que nuestros clientes sean descubiertos por su mercado, percibidos como genuinamente diferentes y con un potente valor añadido y, con ello, propiciar altos volúmenes de leads de calidad.
  • Subir los niveles de Retención al 95% mensual. 

¿Alguna consideración final?

Simplemente, quiero recordar que este es un sector apasionante, con un futuro muy prometedor porque es uno de los que puede aportar más bienestar a la sociedad. Esto va a suponer que el mercado va a crecer muchísimo, pero también que la competencia entre empresas cada vez va a ser más feroz.

En ese sentido, la recomendación es clara CONSIGUE QUE TU MERCADO SE ENTERE DE QUE ERES SU MEJOR OPCIÓN.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.