A nivel mundial, tenemos una población en la que cada vez contamos con más personas mayores, que además se ve acompañado de un crecimiento en la incidencia de diferentes problemas asociados a un envejecimiento poco saludable: sigue el incremento de los niveles de obesidad, la progresión de la sarcopenia, o la incidencia de osteoporosis, por poner algunos ejemplos. Por otra parte, los niveles de fragilidad siguen también incrementándose con el progresivo envejecimiento de la población.

La fragilidad es un estado multifactorial médico que culmina en muchos casos con una dependencia funcional, o directamente la muerte prematura, como consecuencia de una disminución en la fuerza, la resistencia cardiometabólica (Barrachina-Igual et al., 2022).

En la prescripción del ejercicio al adulto mayor, es muy común todavía escuchar por parte de la comunidad médica, o en el imaginario popular, tres tipos de actividades o frases: “salga usted a pasear”, “vaya a la piscina”, o “haga Pilates”. En anteriores números de esta revista, ya hemos valorado la efectividad real (limitada), de esas actividades cíclicas sobre el mantenimiento funcional de la persona mayor. En el presente artículo trataremos de dilucidar qué beneficios puede aportarnos el Pilates en personas de más de 60 años, tratando de superar el “es mejor que nada” por un, ¿realmente hacer Pilates es lo más óptimo para esta población?

Equilibrio y prevención de caídas.

Posiblemente una de las cualidades funcionales de mayor relevancia donde el método Pilates ha sido más valorado a nivel científico,  es en una de las situaciones de mayor riesgo para la pérdida funcional de nuestros mayores: las caídas en las actividades de la vida diaria.

Una de las últimas revisiones sistemáticas sobre esta temática, comparando cinco bases de datos de alta calidad diferentes, en relación a población de 60 o más años, indica que efectivamente, Pilates es una alternativa de ejercicio efectiva para reducir el riesgo de sufrir caídas, así como para incrementar la autonomía en las actividades de la vida diaria gracias a un incremento de la movilidad funcional y el equilibrio (Fernández-Rodríguez et al., 2021), normalmente cuando se compara con grupos de personas que no realizan otra actividad física (Długosz-Boś et al., 2021)

Fuerza y composición corporal.

Los mejores expertos mundiales sobre la materia tienen muy claro que un envejecimiento saludable pasa por desarrollar los niveles de fuerza y potencia neuromuscular, mientras se intenta un mantenimiento de la composición corporal a niveles óptimos (es decir, mantener o incrementar la masa muscular, y disminuir la grasa corporal) (Izquierdo et al., 2021; Fragala et al., 2019; Barrachina-Igual et al., 2022).

¿Los programas de Pilates son óptimos para conseguir este tipo de objetivos? Un estudio de muy reciente publicación, valoró esos aspectos en un programa de mujeres de más de 60 años, que realizaron un programa de Pilates clásico durante 12 semanas, en dos sesiones semanales de 1 hora de duración (Aibar-Almazán et al., 2022). El resultado a nivel de fuerza y velocidad de marcha es positivo, pero muy, muy leve, y alejado de otros tipos de sistemas de entrenamiento con cargas, que sí se han mostrado altamente efectivos en esas cualidades, sobre todo en programas de 4 meses de duración. Y a nivel de composición corporal, tampoco el Pilates produjo resultados significativos ni en la masa muscular o en la disminución de grasa corporal. Este tipo de resultados, nos indican que para entrenar estas importantísimas capacidades en las personas mayores, el Pilates, siendo mejor que no hacer nada, no es la actividad física más óptima que podemos recomendar.

 

Otros potenciales beneficios.

Cada vez se la da más importancia mediática e investigadora a la salud mental y cognitiva, como un componente fundamental de la calidad de vida de las personas. Pilates ha demostrado en programas de cuatro meses, que puede tener efectos positivos en personas mayores a nivel de habilidades cognitivas como la fluidez verbal o la capacidad ejecutiva (García-Garro et al., 2020).

 

Bibliografía

 

  • Aibar-Almazán, A., Martínez-Amat, A., Cruz-Díaz, D., Jesús de la Torre-Cruz, M., Jiménez-García, J. D., Zagalaz-Anula, N., … & Hita-Contreras, F. (2022). The influence of pilates exercises on body composition, muscle strength, and gait speed in community-dwelling older women: a randomized controlled trial. Journal of Strength and Conditioning Research, 36(8), 2298-2305.

 

  • Barrachina-Igual, J., Pablos, A., Pérez-Ros, P., Flor-Rufino, C., & Martínez-Arnau, F. M. (2022). Frailty Status Improvement after 5-Month Multicomponent Program PROMUFRA in Community-Dwelling Older People: A Randomized Controlled Trial. Journal of Clinical Medicine, 11(14), 4077.

 

  • Długosz-Boś, M., Filar-Mierzwa, K., Stawarz, R., Ścisłowska-Czarnecka, A., Jankowicz-Szymańska, A., & Bac, A. (2021). Effect of three months pilates training on balance and fall risk in older women. International journal of environmental research and public health, 18(7), 3663.

 

  • Fernández-Rodríguez, R., Álvarez-Bueno, C., Ferri-Morales, A., Torres-Costoso, A., Pozuelo-Carrascosa, D. P., & Martínez-Vizcaíno, V. (2021). Pilates improves physical performance and decreases risk of falls in older adults: a systematic review and meta-analysis. Physiotherapy, 112, 163-177.

 

  • Fragala, M. S., Cadore, E. L., Dorgo, S., Izquierdo, M., Kraemer, W. J., Peterson, M. D., & Ryan, E. D. (2019). Resistance training for older adults: position statement from the national strength and conditioning association. The Journal of Strength & Conditioning Research, 33(8).

 

  • García-Garro, P. A., Hita-Contreras, F., Martínez-Amat, A., Achalandabaso-Ochoa, A., Jiménez-García, J. D., Cruz-Díaz, D., & Aibar-Almazán, A. (2020). Effectiveness of a pilates training program on cognitive and functional abilities in postmenopausal women. International Journal of Environmental Research and Public Health, 17(10), 3580.

 

  • Izquierdo, M., Merchant, R. A., Morley, J. E., Anker, S. D., Aprahamian, I., Arai, H., … & Singh, M. F. (2021). International exercise recommendations in older adults (ICFSR): expert consensus guidelines. The journal of nutrition, health & aging, 25(7), 824-853.

Iván Gonzalo Martínez:

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Creador y CEO de Elements System e  Indoor Triathlon

Etiquetas:
0 veces compartido